Dragon Ball Z: La Saga de Freezer


Como Piccolo murió, las Dragon Balls se desactivaron, pero Krilin aclara que sabe que en el planeta originario de Piccolo, Namek, se encuentran otras Esferas, que pueden utilizar para tal fin. Cuando Kaiosama le da a Gokū las coordenadas del planeta, Bulma calcula que tardarían más de cuatro milenios en llegar con las naves de tecnología terrestre. Cuando Bulma trata de conseguir la nave de Nappa usando su control remoto, por accidente hace que se autodestruya.

Mister Popo se contacta con Bulma y la lleva a una región del norte llamada Yunzabit, donde se encuentra la nave que usó el hijo de Katattsu para llegar al planeta hace muchos años. Después de llegar a Júpiter en sólo segundos, Bulma calcula en un mes la duración del viaje, por lo que la reacondiciona en pocos días, y parte a Namek con Gohan y Krilin, que estuvieron hospitalizados pocos días, ya que las semillas del ermitaño se habían acabado.

Gokū deberá estar internado tres meses, pero al mes Karín le trae nuevas semillas, con las que Gokū se recupera, y también parte a Nameku con una nave especial que le construyó el Doctor Brief, tomando como base la que había usado Gokū para llegar a la Tierra. Esta nave tardará solo una semana en llegar a Namekusei, y tiene incorporada una cámara de gravedad en la que Gokū podrá entrenar.

En el Planeta 79 de Freezer, Vegeta es curado, aunque su cola no pudo regenerarse. Informado de que el tirano intergaláctico Freezer (para quién los saiyajins trabajaban conquistando planetas y vendiéndoselos) ha partido a Namekusei para reunir las esferas y pedir la vida eterna, Vegeta se dirige allí inmediatamente.

Mientras Vegeta llega a Namek y acaba con su rival de toda la vida, Kiwi, llegan también Bulma, Krilin y Gohan. Apenas arriban al planeta, los soldados de Freezer destruyen su nave, siendo vencidos inmediatamente por estos últimos. Luego de poner a refugio a Bulma en una cueva, Krilin y Gohan vuelan hacia donde sienten los Ki de los hombres de Freezer.

Mientras, Freezer y sus soldados consiguen facilmente 4 esferas, (una por cada aldea de Namek)se dirigen a buscar la quinta esfera a otra aldea. Cuando el más anciano de la aldea destruye todos los rastreadores de los soldados de Freezer con un ataque sorpresa, el lugarteniente de Freezer, Dodoria (que mató en una emboscada a los miembros del grupo de Bardock, el padre de Gokū, hace muchos años) interviene, acabando con todos los habitantes, incluido el anciano y tres guerreros namek que habían llegado a luchar contra ellos. Cuando solo queda vivo un niño, Gohan lo rescata, huyendo con él y con Krilin de Dodoria, que no puede encontrarlos sin su rastreador.

En el camino, Dodoria se encuentra con Vegeta, al que le exige que le entregue su rastreador. Ya que Vegeta aprendió a detectar el Ki de otras personas en su lucha en la Tierra, no lo necesita, por lo que lo arroja al suelo y lo destruye. Dodoria, enfurecido, trata de atacarlo pero Vegeta aumentó mucho su poder al haber estado cerca de la muerte y haberse recuperado (cualidad innata de los saiyajin) y lo vence con facilidad. Dodoria trata de salvarse contándole la verdad acerca de la destrucción del planeta Vegeta (fue destruido por Freezer y no por un meteorito), pero a Vegeta no parece afectarle, y lo mata sin contemplaciones. Luego, encuentra otra aldea y roba la esfera ubicada allí, luego de matar a todos sus pobladores; la oculta en un lago y se va.

Los fallecidos en la batalla de la Tierra llegan con Kaiosama y entrenan con él. El niño namek, llamado Dende, les comenta a Gohan y a Krilin que el Gran Patriarca, el único sobreviviente de la masacre climatológica junto con el hijo de Katattsu y que dio vida a toda la nueva generación namekuseijin, posee otra esfera. Cuando Vegeta va a perseguirlos, es interceptado por el otro lugarteniente de Freezer, Zaabon, que tiene órdenes de acabar con él.

Vegeta lo vence, por lo que Zaabon se transforma en su forma real, ganando mucho poder y volcando la batalla a su favor, dejándolo casi muerto. Cuando vuelve con Freezer, éste ya se enteró de que Vegeta había escondido una Esfera y le ordena que vuelva por él para interrogarle acerca de su ubicación. Además, ya que no dispone de rastreadores, manda llamar a su grupo de élite, las Fuerzas Especiales Ginyu, que tardarán cinco días en llegar.

Zaabon encuentra a Vegeta agonizante, por lo que lo lleva a una cámara de recuperación. Dende y Krilin llegan con el Patriarca, que les entrega la esfera y despierta los poderes dormidos de este último. En tanto, Bulma ubica la esfera que Vegeta escondió y Gohan va por ella. Luego, todos se encuentran en la cueva.

Vegeta se recupera (asesinando a otro lugarteniente de Freezer, Appule) y escapa llevándose las cinco esferas que Freezer había conseguido. Zaabon va tras él, pero cuando lo encuentra, aún en su forma real no puede vencerlo, ya que Vegeta volvió a aumentar sus poderes. Vegeta mata a Zaabon, y cuando vuelve por las cinco esferas, se cruza con Gohan, que oculta la esfera (que robo de la aldea que Vegeta destruyo) que llevaba. Gohan logra que Vegeta siga su camino (solo recibiendo un fuerte rodillazo en el estómago). Cuando Vegeta llega al lago y no encuentra la esfera, se da cuenta de que Gohan lo engañó y que tiene la esfera. Entonces, lo sigue, hirviendo de furia.

Gohan llega con Krilin y Bulma y cambian de escondite para no ser ubicados por Vegeta. Luego, Krilin lleva a Gohan con el Patriarca para que despierte sus poderes, pero tienen que ir muy despacio para no usar energía y que Vegeta no los encuentre. Cuatro días después deciden apurar el paso, sabedores de que el Gran Patriarca puede morir de vejez, y entonces Vegeta los localiza. El Patriarca despierta los poderes dormidos de Gohan e inmediatamente llega Vegeta al lugar. En ese momento, llegan a Namekusei las Fuerzas Especiales Ginyu. Vegeta desea pedir la vida eterna para enfrentarse a ellos, por lo que el grupo va a buscar la última esfera (dejando a Dende con el Patriarca).

Las Fuerzas Especiales Ginyu llegan con Freezer, y luego de entregar sus rastreadores, llegan con Vegeta, Gohan y Krilin. Ginyu le lleva las esferas a Freezer mientras los demás empiezan a pelear. Empieza Gurdo contra Gohan y Krilin: Gurdo es muy débil pero vuelve locos a sus dos oponentes con su técnica de detener el tiempo. Cuando va a matarlos, Vegeta le corta la cabeza con un rayo. Luego pasa Rikum, que quiere pelear con todos a la vez, y aunque Vegeta pelea muy bien, Rikum lo vence; en tanto, Freezer tiene las esferas pero no sabe como usarlas, por lo que va con el Patriarca para averiguar. Cuando Gohan y Krilin van a ser asesinados por Rikum, llega Gokū a Namek. Gokū le entrega las semillas mágicas a Vegeta, Krilin y Gohan, y se apresta para pelear.

Ante la vista asombrada de todos, Gokū vence a Rikum de un solo golpe. Cuando Boter y Yiz atacan juntos, Gokū vence a Boter, provocando que Yiz escape(buscando al capitan Ginyu). Mientras Gohan y Krilin van por Bulma y el radar para buscar las esferas, Vegeta asesina a Boter y Rikum (que agonizaban) y se va por su lado.

En tanto, Yiz y Ginyu llegan para pelear con Gokū pero éste con su máximo poder es superior, por lo que Ginyu recurre a su técnica de cambio de cuerpos. Con el cuerpo de Gokū, Ginyu cree ser más poderoso, pero no es así, ya que no puede dominar todo su poder por no estar acostumbrado a ese cuerpo. El Patriarca envía a Dende a buscar a Gohan y a Krilin para que los ayude con las esferas, cuando llega Freezer. El guardaespaldas del Patriarca, Nil, pelea contra él para ganar tiempo, aunque no le hace ningún daño real.

Gohan y Krilin reúnen las esferas e intentan invocar al dragón, pero no pasa nada. Entonces, llegan Ginyu en el cuerpo de Gokū, Yiz y Vegeta. Gohan y Krilin combaten contra Ginyu, mientras Vegeta pelea con Yiz. Vegeta mata a Yiz y se dispone a hacer lo mismo con Ginyu, cuando éste trata de cambiar cuerpos con él. Entonces, llega Gokū (en el cuerpo de Ginyu) y se cruza en el camino del rayo, recuperando su cuerpo. Cuando Ginyu dispara de nuevo, Gokū lanza una rana (provocando que Ginyu se convierta en rana). Vegeta lleva a Gokū a una cámara de recuperación, mientras Krilin va con el Patriarca para asesorarse sobre el uso de las esferas. Allí, Freezer descubre que Dende sabe invocarlas y que fue con los chicos para ayudarlos con eso, y sabedor de que Nil solo estaba haciendo tiempo, va en su búsqueda.

Dende y Krilin se encuentran en el camino, y van hacia las Esferas, sin ser detectados por Vegeta, que estaba durmiendo en ese momento. El dragón sagrado de Namek se llama Porunga y es 5 veces más grande que Shen-Long. Como primer deseo (Porunga puede conceder tres) tratan de revivir a todos los caídos en la Tierra a causa de Vegeta y Nappa, pero Porunga solo puede resucitar a una persona por deseo. Entonces, Piccolo se comunica telepáticamente con ellos, y les pide que lo resuciten a él, ya que quiere ir a vengar a su pueblo. Como segundo deseo, Piccolo es trasladado a Namek pero no en el lugar de la batalla. Entonces, Vegeta despierta y al ver a Porunga, va hacia allá furioso.

Faltando un deseo por pedir, llega Vegeta, creyendo que perdió su oportunidad de pedir la vida eterna. Cuando le aclaran que queda un deseo, Vegeta exige que pidan el deseo que quiere para hacer frente a Freezer, y cuando Dende va a concederlo, el Gran Patriarca muere y las esferas se convierten en piedras. Cuando Vegeta quiere saber que pasó, llega Freezer. En tanto, Piccolo encuentra a Nil, inconsciente. A pesar de que Piccolo tiene sus licencias, Nil lo convence de fusionarse con él. Piccolo se fusiona, obteniendo un poder grandioso, yendo luego rápidamente hacia Freezer.

Freezer, a petición de Vegeta (debido a que Zaabon le conto que Freezer podia transformarse), se transforma , adoptando la forma de un enorme monstruo con cuernos. Ni siquiera los tres a la vez logran hacerle algo, y apenas sobreviven con la ayuda de Dende, que los cura apenas puede hacerlo. Cuando llega Piccolo y pelea contra Freezer, venciéndolo con facilidad. Esto provoca que Freezer se enoje y suba a un nuevo nivel, derrotando esta vez a Piccolo.

Mientras Vegeta pide a Krilin que lo lastime y a Dende de que luego lo cure para aumentar sus poderes, Freezer decide finiquitar el asunto alcanzando su transformación final. El nuevo Freezer, luego de matar a Dende para ya no cure a nadie, pelea con Vegeta, a quién derrota vergonzosamente. Cuando Gokū llega, recuperado, alcanza a ver la muerte de Vegeta, que luego de contarle la verdad acerca del destino de su raza y del planeta Vegita, le pide que alcanze el mítico estado de Super Saiyajin y vengue a su raza.

La pelea es muy difícil para Gokū, que no puede vencer a Freezer. Entonces, empieza a formar una Genkidama. Con ayuda de los demás, Gokū logra terminarla (es enorme) y la lanza hacia Freezer, que resulta aparentemente muerto. Cuando todos se disponen a abandonar el planeta, aparece Freezer, que anula a Piccolo con un rayo. Cuando Gokū ordena a los demás que se vayan, Freezer hace estallar a Krilin, haciendo que Gokū alcanze la furia máxima y se transforme en Super Saiyajin.

Mientras, en el planeta de Kaiosama, las fuerzas Ginyu irrumpen (todos menos Ginyu) y quieren apoderarse del planeta. Kaiosama le pide a los guerreros que intervengan y, usando su incremento de energia, Tenshinhan, Yamcha y Chaoz mandan a la fuerzas Ginyu al infierno. Kaiosama les explica que el le pidio a EnmaSama que dejara pasar a las fuerzas Ginyu para demostrarles a los guerreros el poder que habian alcanzado.

En Namek, Gokū le pide a Gohan que se lleve el cuerpo de Piccolo y a Bulma para dejar el planeta, y se dispone a seguir peleando con Freezer. Al ver, aún en su poder máximo, que es ampliamente superado por Gokū, Freezer decide apelar a su Death Ball, con la que puede destruir planetas enteros (con este poder destruyó el planeta Vegeta y a Bardock), pero Namek tardará unos minutos en explotar. En la Tierra, Kamisama activó las esferas y Popo las reunió, y con ellas revive a los asesinados por Freezer, para poder resucitar al Gran Patriarca y usar el último deseo de Porunga.

Los habitantes de Namek y Vegeta vuelven a la vida, no así Krilin, que ya había sido resucitado antes. Kaiosama informa al Patriarca y pide a Porunga que traslade a todos en Namek a la Tierra excepto a Freezer y a Gokū, que se ha negado a ser trasladado para finalizar su pelea. Freezer trata de pedir su deseo, pero todavía ignora que debe pronunciarlo en idioma namek, por lo que el deseo de todos es concedido y todos son llevados a la Tierra.

La batalla continúa muy intensamente, hasta que Gokū se considera ganador y se retira. Freezer lo ataca con un Kienzan teledirigido, sin éxito. Cuando ataca con dos discos, Gokū lo golpea hacia el suelo, y cuando Freezer se levanta, es cortado por su propio ataque. Cuando le pide ayuda a Gokū, éste le da energía para que se cure, pero Freezer la usa para atacarlo. Cansado, Gokū noquea a Freezer y trata de buscar una nave para abandonar el planeta, pero aparentemente no lo logra y Namek explota.

En la Tierra, el Gran Patriarca muere de viejo, no sin antes designar a un sucesor, que será el encargado de reactivar las esferas. Vegeta y los namekuseijins se alojan en la Corporación Capsula, y 130 días después Porunga es invocado, para pedir el traslado de los restos de Gokū y Krilin. Entonces Porunga dice que Gokū está vivo, y que ha pedido no ser trasladado a la Tierra, ya que está entrenando en el espacio y volverá por su cuenta. Entonces, Krilin y Yamcha son revividos. Ciento treinta días después, son revividos Tenshinhan y Chaoz, y como último deseo los habitantes de Namek son trasladados a un nuevo planeta.

Proxima entrega: El futbol en el anime y el Manga: Captain Tsubasa

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO