Dragon Ball Z: La Saga de los Saiyajin.


La Saga de los Saiyajins es la primera de las muchas sagas de las que se compone la segunda parte de la serie Dragon Ball, es decir, Dragon Ball Z.

Cinco años después de la pelea contra Piccolo, Gokū se encuentra viviendo felizmente con Chichi en la Montaña Paoz; incluso tienen un hijo, Gohan, de cuatro años. Todo parece estar en paz, hasta que un extraterrestre llega a la Tierra, preguntando por un tal Kakarotto. Con ayuda de su scouter contacta a Piccolo, pero al no ver que es él la persona que busca, lo ignora y se va, habiendo encontrado a Gokū. Éste se encuentra en Kame House presentando a Gohan a sus amigos, cuando el extraño los encuentra.

El extraterrestre se presenta como Raditz, el hermano mayor de Gokū, y dice pertenecer a los Saiyajin, una raza de despiadados guerreros que conquistan planetas. Según Raditz, el verdadero nombre de Gokū es Kakarotto, proviene del planeta natal de los Saiyajins (el planeta Vegeta) y que al nacer fue enviado a la Tierra para acabar con todos sus habitantes. Aunque Gokū niega todo, Raditz le indica que los Saiyajins poseen cola, y Gohan la tiene, aunque para su indignación, Gokū no.

Como Gokū no atiende razones, Raditz decide obligarlo a que cumpla la misión para la que fue programado, y rapta a Gohan, amenazando con matarlo si en 24 horas no le trae 100 cuerpos de humanos muertos. Cuando Gokū trata de atacarlo, Raditz lo vence de un solo golpe. Piccolo se alía con Gokū (Raditz interfiere con sus planes de conquista) y le planta cara a su hermano, pero ni aún atacando los dos juntos logran hacerle daño. Cuando el Kamehameha de Gokū falla, Piccolo dispara un Makankosappo, pero Raditz lo esquiva, dañándose su armadura. Cuando va a contraatacar, Gokū le sostiene la cola, haciendo que pierda sus poderes.

Raditz le promete a Gokū que ha recapacitado y le pide que lo suelte, y a pesar de la negativa de Piccolo, Gokū le cree y lo suelta. Cuando Raditz ataca, golpeando duramente a Gokū, detecta un poder de 1300, que proviene de Gohan, que al ver a su padre ser castigado, se enfurece y de un solo pero fuertísimo golpe deja a Raditz muy malherido (Gohan tiene un potencial oculto muy grande, que solo saca a la luz en momentos de tensión o emoción extremos). Gokū aprovecha y agarra a Raditz por la espalda, y luego Piccolo dispara otro Makankosappo, atravesándolos a ambos y dejándolos agonizantes.

Cuando Piccolo menciona que las Dragon Balls podrán revivir a Gokū, Raditz envía esta información por el rastreador a sus compañeros Nappa y Vegeta (el príncipe de los Saiyajins), que se encontraban conquistando un planeta. Luego, Piccolo le da el golpe de gracia. Vegeta se muestra muy interesado en conseguir las Esferas para pedir la vida eterna, por lo que se embarca rumbo a la Tierra junto a Nappa. Tardarán un año.

Cuando llegan Kame Sen'nin, Krilin y los demás, alcanzan a ver la muerte de Gokū. Luego, su cadáver desaparece, y Piccolo declara que es obra de Kamisama. Kamisama se llevó el cuerpo de Gokū al Otro Mundo, donde lo presenta a Enmadaiohsama, el guardián encargado de decidir si las almas van al Paraíso o al Infierno. Con la autorización de Enma, Kamisama indica a Gokū que debe recorrer el Camino de la Serpiente, en cuyo final encontrará a un Dios de las Artes Marciales llamado Kaiosama, que lo entrenará para la batalla contra los saiyajins.

Gokū logra llegar al pequeño planeta de Kaiosama, teniendo grandes problemas con la fuerte gravedad del lugar. Kaiosama, que se cree la persona más divertida del Universo pero cuyos chistes son pésimos, le dice a Gokū que antes de ser entrenado por él, debe atrapar a su mono Bubbles y golpear con un mazo a Grégory, y luego de lograrlo, empieza el entrenamiento, en el que Kaiosama le enseña el Kaioken (para multiplicar el poder) y la Genkidama (esfera de energía proveniente de todos los seres vivos).

En la Tierra, mientras Bulma investiga el rastreador de Raditz y Krilin, Tenshinhan y Yamcha reúnen las Esferas, Piccolo se lleva a Gohan a un lugar deshabitado para entrenarlo. Durante seis meses Gohan debe sobrevivir absolutamente solo rodeado de dinosaurios, y en los otros seis Piccolo lo entrena para pelear. Uranai Baba anuncia que Gokū pidió que lo revivan dentro de un año, y que Kamisama convoca a la tropa para entrenar en el Templo Sagrado.

Un año después, llegan los Saiyajins, y Gokū vuelve a la vida, pero para volver a la Tierra debe desandar el Camino de la Serpiente.

Vegeta y Nappa llegan al lugar donde se encuentran Piccolo y Gohan. Luego, llegan Krilin, Tenshinhan, Chaoz y Yamcha. Nappa planta seis semillas de las cuáles salen Saibaimans. Tenshinhan derrota al suyo y Yamcha también, pero éste solo estaba fingiendo y mata a Yamcha autodestruyéndose. Como represalia, Piccolo y Krilin acaban con todos los demás.


Pasa Nappa. En este combate caen Tenshinhan, Chaoz (trató de inmolarse junto con Nappa, sin éxito) y Piccolo (que salva a Gohan recibiendo el impacto de un poder de energía dirigido a él); cuando Krilin y Gohan están por correr la misma suerte, Vegeta accede a esperar a Gokū.

Finalmente llega Gokū, que divide la última semilla del ermitaño que le quedaba para recuperar las fuerzas de Krilin y Gohan, y al atacar a Nappa lo vence fácilmente con ayuda del Kaioken. Cuando Nappa le pide ayuda, Vegeta lo mata y pasa a pelear con Gokū en un lugar apartado para no dañar los cuerpos de los fallecidos.

Como su oponente es muy poderoso, Gokū debe cuadruplicar el Kaioken, poniendo en peligro su cuerpo, pero no es suficiente para acabar con él. Para liquidar el asunto, Vegeta decide convertirse en Ohzaru pero la Luna no está (la destruyó Piccolo durante el entrenamiento, al ver a Gohan convertirse también). Entonces, crea una luna artificial para transformarse, y siendo éste tan superior, Gokū recurre a la Genkidama. Sin embargo, antes de que Gokū la complete, Vegeta se recupera y ataca.

Cuando Vegeta rompe las piernas de Gokū y trata de triturarlo con sus manos, aparece Yajirobe y le corta la cola con su espada, haciendo que regrese a su estado normal. Cuando Gokū tiene la Genkidama lista, se la pasa a Krilin, y éste la lanza, pero Vegeta la devuelve hacia Gohan, que la hace rebotar hacia él, golpeándolo de lleno.

Vegeta, muy malherido, trata de destruir todo el sitio, pero Gohan, al que le había crecido la cola durante el combate, ve la Luna Artificial y se convierte en Ohzaru, perdiendo el control y destrozando todo. Vegeta corta la cola de Gohan, que cae sobre él. Vegeta no puede apartarse, siendo aplastado por Gohan, aunque sobrevive.

Cuando Vegeta intenta huir, Krilin toma la espada de Yajirobe y se la coloca en el cuello, dispuesto a decapitarlo. Pero Gokū le pide que lo deje ir, ya que quiere volver a pelear con él en un futuro próximo. Krilin acepta a regañadientes y lo deja ir. Entonces, dentro de Vegeta nace el rencor contra Gokū, que durará largos años.

Próxima semana: El deporte a través del Anime (I).

3 comentarios:

Dreamwalker dijo...

En la imagen esa no me sobra lo de cazatrucos.com?

Valentín VN dijo...

Para mi la última saga intersante de DBZ. Lo de Célula fue mortal de aburrido.

MFAL dijo...

MI saga favorita es la de freezer, pero todo Dragon Ball me parece alucinante!!! (menos GT, que no cuenta)

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO