Reseñas JUNIO presents: Especial Planeta Saló del Cómic.

Pues sí, ya tocaba, que siempre he estado reseñando cómics Marvel salvo por la excepción de la excelente Sleeper.

-SE BUSCA



Mark Millar es un guionista muy de moda, eso nadie lo puede negar. Como tampoco se puede negar el que pueda llegar a ser un tanto repetitivo con algunos conceptos (jóvenes supermegaguays chulos de la ostia que te sueltan un sopapo cuanto menos te lo esperas...). Aún así, se trata de alguien muy capaz, que ha realizado grandes obras como su etapa en Authority, la genial Superman Rojo y su trabajo más archiconocido: Ultimates.

Ahora ha creado su propio sello independiente, el Millarverso, del cual solo han salido dos series suyas, aquí en España. Estas son El Elegido (de la cual no tengo el gusto) y la que nos ocupa: Se Busca.



Esta miniserie juega con el concepto de qué sería de nuestro mundo si fuera dominado por supervillanos a la sombra, si los superhéroes fueran masacrados y tomaran el control absoluto sin que nosotros lo sepamos. Por desgracia, los grupos criminales están divididos por continentes, y no todos desean ese encubrimiento, desean salir a la luz y armar "la gran fiesta".
Todo esto está contado bajo el punto de vista de un humano normal y corriente (un poco pardillo, todo hay que decirlo) que acabará convirtiéndose en un peón muy importante para la trama y en uno de los peores supervillanos que jamás hayan existido.

Millar juega con el concepto de antihéroe, llevado hasta las últimas consecuencias. Digo esto porque, aunque nos encontremos con villanos, siempre los habrá peores que otros, siempre habrán quienes prefieran enriquecerse sin más y luego los que buscan solo diversión a partir de la sangre. Es un concepto genial y bien tratado, a veces me da la impresión de que estoy delante de la versión superhéroe de American Psycho, por eso de mostrar el lado más primitivo y oscuro del ser humano, el que todos escondemos y espera paciente su debut. El desatar de la libertad más caótica.



Hay bastante humor y situaciones tomadas a risa, como algunos villanos, ordinarios y burdos como nunca los has visto. Conoce a Cabeza de Mierda, conoce a Dos Pollas, conoce al Superman retrasado mental... Lo mejor, es que encima muchos de ellos imponen, de verdad que dan miedo. Sobre todo Cabeza de Mierda, prefería enfrentarme al dr. Muerte, en serio.
Por otro lado, podemos ver pequeños guiños a los personajes de cómic de toda la vida, como el origen de los padres de Batman o la teoría del multiverso. Hay de todo.
Si es que por haber... hasta podemos encontrar un montón de personajes de Marvel y DC por las páginas del tomo, bien escondidos o reconvertidos en diferentes versiones. Podemos ver la espalda de Magneto, una especie de pseudo-Lobezno, Flash anda por ahí como supervillano, una versión curiosa de Poison Ivy...
En fin, que una vez que te acabes el cómic, presta mucha atención, que hay curiosidades para rato.



Es una trama que se desarrolla de una manera muy ágil, divertida, entretenida... Realmente el cómic engancha como muy pocos pueden hacerlo, porque está repleto de elementos que funcionan con mucha solidez y eficacia. Además, tiene una estupenda sorpresa reservada al final, que no será del gusto de más de uno.

Lo único que puedo achacar a todo esto es, algunos detalles como la facilidad de la que hace gala el protagonista para acabar con todos los supervillanos que le hacen frente, excesivamente exagerado. Por no hablar de la chulería que destilan todos los personajes en todo el tomo, que encuentro adecuada por el tono de la historia (y divertida, sinceramente) pero puede ser demasiado, hace que los personajes sean un tanto planos. Pero por suerte, puedo afirmar que no lo son tanto.

J. G. Jones es una joya, conocí a este dibujante a partir de su labor en Marvel Boy, que junto a Morrison ilustraba una miniserie no muy distinta a esta, pues también va de un joven anti-héroe, aunque la trama es muy distinta. El caso es que está muy a la línea de Bryan Hitch, es fotorrealista, de narración cinematográfica... solo que tiene mejor conocimiento de anatomía que éste (a mi juicio). Me parece excelente para el tono de la historia y se ajusta como un guante, ofreciendo espectacularidad a raudales y realismo urbano cuando se necesita. Sublime, no tengo quejas. Atención especial al parecido del protagonista con Eminem, ¿exigencias de Millar?

Pues eso, estamos ante una gamberrada de Millar, que se burla de la condición humana y de nosotros mismos, realizada con mucho juicio, con mucho acierto y muy, muy divertida. Si quieres pasar un buen rato, este es tu cómic, te encantará. 9/10.

-BATMAN AÑO UNO



Bufffff, qué labor más difícil la de reseñar este tomo, ¿qué puedo decir que no se haya dicho ya de este obra magna realizada por Miller y Mazuchelli?

Bueno, que es la perfecta combinación del género negro con los superhéroes, mucho antes de que llegaran Brubacker, Bendis, Azzarello, Rucka... Significó un antes y después para la leyenda del señor de la noche junto a Dark Night Returns, y desde entonces fue copiada de mil maneras, sin acierto alguno.

En mi opinión, esta serie no va exactamente del origen de Batman, cierto es que en estas páginas se pueden ver las primeras andanzas del señor de la noche y el inicio de la leyenda urbana, pero creo que lo más importante es la combinación Batman/Gordon, solo así explico el protagonismo que ocupa el segundo en la trama.

Y es que, planteemonos una cuestión, ¿qué sería de Batman sin Gordon en Gotham City? ó ¿qué sería de Gordon sin Batman? Me explico, Batman llega a Gotham después de tantos años fuera, entrenando y curtiéndose como luchador inigualable, ve la horrible corrupción de la policia, las calles atestadas de pobreza, bandidos, malhechores y mafiosos.
Da sus primeros pasos por ellas y siente la necesidad de marcar una diferencia, de frenar un poco la situación. Sin embargo, con la policía en su búsqueda y el hecho de que todos siempre acaban fuera de la cárcel, es todo un estancamiento. Y es que los policias acaban soltando a los mafiosos cuando éstos son detenidos (porque sobornan, extorsionan... los policias tratan de sacar la mayor tajada posible al asunto, está terriblemente corrupta). Así, bien poco puede hacer Batman, ¿verdad?
Por ello, gracias a Gordon, todo es diferente, es un personaje que cree verdaderamente en la justicia y, al igual que a Batman, no le importa saltarse algunas reglas para obtener los buenos resultados, por lo que se permite confiar en el hombre murciélago para así cumplir sus objetivos. En cierto modo, es casi un superhéroe sin traje.
Sin embargo, de haber llegado Gordon y no haber estado Batman, habría estado perdido, sin éste para detener a los criminales ¿qué habría podido hacer? De hecho, casi le necesita para poder sobrevivir en la ciudad, necesita a su guardaespaldas personal, necesita a su amigo.

Así es como veo la historia, como una muestra de cómo la combinación entre dos personas puede marcar una gran diferencia.

Mazuchelli, por su parte, es magnífico, como en todos sus trabajos. Su estilo noir es irrepetible y es un gran maestro de la narración fluída, realista y dinámica, todo en uno. Por no decir que sabe dónde deben estar colocadas las sombras, logrando un ambiente único en cada viñeta, y siempre mostrando el enfoque adecuado para la situación, un verdadero storyboard de lujo, soberbio.

Pues eso, poco puede decirse de este tomo, de lo tanto que ha sido comentado y reseñado. Imprescindible, y mucho más ahora, que cuesta un euro, bendita sea Planeta. 10/10.

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO