Reseñas MAYO presents: 1602 #01



Neil Gaiman en Marvel, desde luego era un sueño que parecía una utopía hace unos años.
Si hay algo que tengamos que agradecer a Quesada es el que trajera a este gran autor de Sandman trabajando con los personajes de Stan Lee (y los que no son de él).

El primer proyecto que ha realizado para la editorial es el que ya podemos disfrutar en nuestras manos, un proyecto misterioso que recibe el nombre de 1602.
En un principio nadie sabía exactamente de qué se trataba, si bien de una especie de What If o de algo que afecta la continuidad marveliana. Pues bien, el artículo que acompaña el tomo nos indica que se trata de lo segundo, lo cual me desconcierta bastante, habrá que leer el segundo tomo para entender cómo diablos es posible eso.

El primer tomo es la presentación de personajes, Gaiman no es como muchos de los autores que hay ahora, que necesitan muchas páginas para presentarlos, él ha sabido manejar, como muy pocos pueden hacerlo, un gran plantel de personajes Marvel que aparecen como si fueran totalmente nuevos. Apenas tienen algo que ver con los originales, quizá el espíritu, pero poco más. El caso es que están muy bien caracterizados, es fácil hacerse con ellos enseguida. Desde ese juglar ciego que responde por el nombre de Matthew, hasta el joven que acompaña al espía de la reina (Nick Furia, claro), el llamado Peter Parquagh.
La trama gira en torno a una conspiración contra la Reina de Inglaterra y hay muchísimos argumentos girando alrededor. Está el tesoro de los Caballeros Templarios, el mal tiempo que parece provocado por una niña que viene de América, la Inquisición que apoya a Jacobo para eliminar a los nacidobrujos... Un sinfín de argumentos desfilan por una trama que se presentaba sencilla en un principio.

Y aquí estamos en uno de los mayores problemas que tiene el argumento, el hecho de que hayan tantas tramas que se cuentan entre sí. Aunque Gaiman tiene muy buena mano para manejarlas y sabe narrar bastante bien, hay un gran defecto, el que no haya una que sobresalga ante las demás, el que la historia no se concentre en una sola.
Porque el interés, a medida que sucede la maxiserie, se va diluyendo en algunos momentos hasta hacerse la cosa bastante aburrida, ya que hay confusión en algunos momentos y se dan demasiados saltos entre una escena y otra. Por no hablar del problema que conlleva manejar tantísimos personajes que, al no haber un protagonista en concreto, uno no sabe por donde tirar exactamente, es algo demasiado coral.

Si a todo esto añadimos el que hay una ausencia importante de sucesos que realmente llamen la atención o aporten interés... vamos bastante mal. Hay una gran ausencia de acción, y no me refiero a que no hayan peleas y cosas por el estilo, sino que todo sucede con poco asombro, demasiada sosez hay entre estas páginas.



Ojo, el resultado no es que estemos ante una mala historia, de hecho es bastante correcta y supera con creces el aprobado, pero es mucho menos de lo que cabía esperar del guionista, el cual realiza un trabajo bastante pobre, y no me refiero a pobre en comparación con Sandman, sino que no parece esforzarse mucho, salvo en documentarse y realizar las versiones pertinentes, que están muy, pero que muy logradas.
Veremos si el final de esta obra realza el conjunto. Esperemos que cuando se aclaren las subtramas y haya una relación lógica entre ellas, no quedemos decepcionados.

Por otra parte, está el dibujo de Andy Kubert. No voy a ser demasiado parcial, este dibujante a mí no me gusta demasiado, la verdad es que me llega a desesperar bastante por su manía de querer realizarlo todo de forma "espectacular" (léase como expresiones y enfoques forzados hasta la extenuación) y por muchas de sus limitaciones, tales como la ausencia de ambiente y expresiones faciales y corporales eficientes.
Para una historia como esta lo encuentro inadecuado, opino que faltan muchos planos generales que muestren el mundo que pisan estos personajes, hay una grave falta de ambiente que era muy necesaria para la trama. Por no hablar de los personajes, todos parecen tener la misma expresión, todas las mujeres me parecen iguales y lo mismo me pasa con todos los hombres, sobre todo con Nick Furia y Extraño, ambos parecen iguales salvo por la indumentaria y ciertos adornos. Y si comentamos el hecho de que Jean parezca descaradamente una mujer cuando se pretender presentarla como un hombre... vamos, que se hecha a perder la credibilidad.
No es que sea un dibujo deficiente (ni por asomo) pero tiene muchas carencias para el argumento de esta maxiserie. Aún así, entre sus virtudes está el hecho de que es un correcto narrador y que cuando debe ser espectacular lo es.
El coloreado de Isanove ayuda mucho, lo realza bastante y ayuda a ofrecer el ambiente que el dibujo no ha sido capaz de transmitir. Aunque lo he encontrado muy por debajo del nivel mostrado en Origen, siendo bastante quisquilloso. Lo que no entiendo es la manía de que este colorista tenga que trabajar sobre lápiz, creo que es una técnica que deja el resultado muy poco depurado, solo hay que ver los fondos o los personajes que se ven de lejos, quedan muy toscos.
Estoy deseando ver cómo quedaría un entintado coloreado por Isanove, sin duda muchísimo mejor. Y para muestra, ver la saga de Mack y Quesada en Daredevil: Partes de un Hueco.

¿Exijo demasiado a este tomo? Puede ser, quizá navego mucho entre lo que podía haber sido y lo que ha resultado ser, pero la verdad es que su lectura me ha dejado indiferente y apenas me ha mostrado momentos que me sorprendan (quizá cierta muerte, pero se veía venir). Ahora queda ver si el desenlace realza la cosa, porque si no... 7/10

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO