Reseñas JUNIO presents: Especial Salvador Larroca.

Este mes creo que voy a cambiar un poco el sistema que he ido empleando a la hora de realizar reseñas en este blog. No por nada, pero siendo el Saló del Cómic y teniendo tal cantidad de novedades por reseñar, prefiero agrupar las colecciones y los números que corresponden al mes por autores o personajes. Y empiezo con Larroca, pues es sorprendente la labor de este dibujante, el cual realiza una media de más de doce números al año, superando a muchos artistas actuales. Sé que cantidad no es igual a calidad, pero a fuerza de realizar tanta labor, ha mejorado considerablemente desde sus principios en Marvel. He aquí todos los números que han salido suyos este mes, que no son pocos en absoluto:

-NAMOR: Encuentro con el destino.



Ah, Jemas, el genial Bill Jemas que tantas buenas ideas tuvo en la editorial, tales como la célebre línea Ultimate, la línea MAX, el contratar a Axel Alonso como editor (culpable de series como X-Statix, Cage, Strackzinsky en Amazing Spiderman...), la línea Tsunami (que nos ha dado maravillas como Runaways), etc...
En ésta última, también se ha ocupado de realizar una de las peores series que he tenido la oportunidad de leer en Marvel, precisamente la que nos ocupa.

No por nada, pero el mismo concepto de la misma ya deja mucho que desear. Estamos ante un Namor joven, se ve que la historia parece ambientada en una época anterior a la nuestra... ¿estamos pues ante una especie de Namor: Año Uno? Pues bien, habría sido una idea bastante aceptable y se habría podido realizar perfectamente una historia coherente de romance del tipo Romeo y Julieta, metida en la continuidad y ofreciendo una visión nueva de este personaje.
Sin embargo, no es así, este personaje protagonista tiene muy poco de Namor, por no decir que su carácter deja mucho que desear, siendo un personaje horriblemente plano y poco carismático, cuyo atractivo e interés se hace nulo.
La chica tampoco es que sea un ejemplo de personaje llamativo, es también bastante simple y, para colmo, típica, muy típica, la enamorada que desea a su Romeo y se enamora perdidamente de él, sin más.
Del resto de personajes... poco que añadir también, porque aparte de que carecen de algún rasgo especial, o son buenos muy buenos, o bien personas que quieren hacer daño a los protagonistas sin más.


¿Y la trama? Bueno, tenemos la típica historia de amor imposible, que no tiene porque ser una mala idea. La desgracia es que, para ser una historia de amor imposible... todo es muy bonito, genial, verdaderamente maravilloso y pocos incidentes pueden verse, porque es que todo sale malditamente bien, excepto lo del petrolero que puede ocasionar grandes problemas a Atlantis, cuya solución también es perfecta, genial y maravillosa.
Ufff... entre que los padres de la pareja no tienen inconveniente alguno, los amigos tampoco tienen mucho que decir (de hecho, también se enamoran, ya ves qué cosas...) Hasta la convivencia Atlantis/Tierra es maravillosamente genial, ¿pero quién puede creerse esto?
No por nada, pero es que no hay asombro alguno por parte de las dos culturas. Los personajes de Atlantis no hacen comentarios de lo que hay en el exterior, como si siempre hubiesen estado visitándolo, no se extrañan con las fiestas, Namor ya baila la primera vez que se le ofrece, tampoco se queda pensando en cómo emplear un tenedor o... Sin embargo, la novia, cuando baja a Atlantis, entonces sí que vemos problemas a la hora de adaptarse a las costumbres, quisiera saber por qué.
Y esta es otra, a los "atlantianos", o cómo se diga, ni les asombra la llegada de seres terrestres, es como si se le dieran igual, ¿no existen en secreto? ¿nadie trata de sacar provecho de la tecnología de ambos lugares? ¡¡Y hasta disponen de modelos para respirar bajo el agua y bufandas (¿¿¿agallas??? ¿¿Namor con agallas??) para poder estar en el exterior!!




Parece que esté siendo quisquilloso, pero son detalles que se agradecen, pues la credibilidad se evapora al momento, siendo las situaciones bastante incoherentes, así como la trama demasiado light y poco interesante.
Por suerte, el contar con el dibujo de Larroca (y es increíble que esté diciendo esto, pues no soportaba al dibujante) es el único interés del tomo. Pues al menos nos brinda con una de las mejores (sino la mejor) representaciones que haya visto de Atlantis, son preciosas (y demasiado numerosas quizás) las splash-page que nos enseñan el lugar, digno de ser llevado a la gran pantalla como sea (de hecho, me da que esa es la idea). Sin embargo, exceptuando dichas escenas, parece como si el dibujante estuviera haciendo el número con bastante mala gana, porque su nivel de detalle es mínimo en muchas páginas, cosas como una preocupante ausencia de fondos, tres líneas (bien puestas, pero solo eso, tres líneas) colocadas para realizar una cara... Y encima es difícil distinguir los rostros, la chica de Namor solo se distingue de su amiga por el color de su pelo.

En fin, un tomo directamente paupérrimo, que no ofrece nada nuevo, no gustará a los fans de Namor (de hecho, les horripilará) y cuyo único aliciente es la versión que nos brinda el valenciano de la hermosa Atlantis, que no justifica la compra del tomo, ni por asomo. Muy triste. 2/10.

-Patrulla-X #111: 2ª y 3ª parte de "Ella está con los Ángeles".



Menuda suerte tiene el valenciano con los guionistas, ahora ha entrado en Uncanny X-men con el terrorífico (huyamos todos) Austen.
Estamos ante una saga que es la típica historia de amor imposible... Ups, vaya, tengo una extraña sensación de dejá vu... ¿No he dicho esto antes? Ah, sí, al pobre Larroca le ha tocado realizar otra saga al estilo Romeo y Julieta, y encima ahora es Austen quien guioniza. Lo dicho, huyamos cuanto antes.
Sin embargo... Mira tú por donde, mejor calmémonos todos un rato y veamos si esta vez hay más suerte y se hace algo mejor que el tomo comentado más arriba, lo cual tampoco es muy difícil.
Para empezar, esta vez la historia es muchísimo más creíble. Aunque lo increíbles son los paralelismos, porque nos encontramos con otra historia de amor de dos seres distintos (mutante/humana, y encima el papel de novia es también ser "normal") que se encontraron por primera vez de pequeños y todo fue muy inocente. Ahora, se vuelven a encontrar y se sienten atraídos el uno al otro, queriendo consumar y comenzar una relación.
Hay momentos muy románticos que están demasiado melosos y cargados de sentimentalismos, demasiado pastelosos. Sin embargo, no están mal escritos en algunas ocasiones (muy pocas... la verdad, otras es directamente bochornoso para según la persona que lo lea) y se agradece. La relación de la pareja es bastante hermosa en cierto sentido, aunque muestre momentos verdaderamente risibles, como aquel en el que la abuela de la chica cae desmayada por las... palabras de amor del músico alado de los Guthrie... ejem... Rozando y traspasando la línea de lo ridículo, desde luego.

Pero lo mejor es, que mientras pasa todo esto, hay una trama muchísimo más interesante y que me ha sorprendido viniendo de Austen. Tiene que ver con los Guthrie y el enfrentamiento con los Cabbott, cuyo padre de familia está dispuesto a todo para satisfacer sus necesidades racistas, llegando a emplear armas bastante peligrosas (y una fuerte armadura, tiene su explicación, que conste) para conseguirlo. Hay una serie de enfrentamientos que se leen bastante bien y no son nada risibles, no hay tonterías made in Austen.
Y encima, paralelamente, hay conversaciones muy logradas entre Paige (que por un momento, vuelve a ser aquella chica de Generación-X que tanto añoraba) y su madre sobre la relación que mantiene la primera con Warren. Por no hablar de aquella en la que se ve al patrulloso alado disculpándose a Logan por el comportamiento que ha tenido con él todos estos años. ¡Muy bien! Por fin utiliza el pasado como es debido, al fin.

Por lo demás, poco que añadir, espero que el final no se estropee todo y podamos tener una saga de Austen medio decente, que se pueda leer sin tener una sensación de vergüenza ajena.

Larroca ayuda a remontar el número, con un buen nivel, siendo espectacular cuando debe y cotidiano cuando no. Aún le queda un poco para poder realizar a los personajes menos forzados de lo que parecen (esas manos... esas manos, por favor) y es necesario un número mayor de expresiones faciales, que a veces llegan a ser bastante risibles. Aún así, ha mejorado muchísimo y se nota, no sé si será porque está entintado (odio sus lápices coloreados por Liquid! en Xtreme) o porque narra muchísimo mejor que antes. Preciosa la última página, por cierto, aunque también es desgracia que esa mole encuentre enseguida a la pobre parejita... joer.

En definitiva, que se deja leer. Que ya es mucho decir de Austen en esta colección, por no hablar de que el dibujo de Larroca ayuda mucho al conjunto. 5/10.

-Ultimate Elektra.



Aquí tenemos la continuación de aquella miniserie que Planeta sacó a un precio NORMAtivo harán unos años. Estaba guionizada por Rucka y el dibujante era Larroca. Se trataba de una historia que se trataba del prólogo de Elektra como asesina y Matt Murdock como justiciero enmascarado. Estaba tratada con mucho realismo (dentro de lo que cabe) bastante alejado del género superheróico, con una joven Elektra preocupada por su amiga, atacada por un violador de la universidad que, a su vez, incendia la tienda del padre de Natchios. Se trata de un tomo bastante justo... demasiado soso y que contaba bien poco, el tema era interesante pero el enfoque... quizá excesivamente forzado, con esa Elektra queriendo matar al chaval así como así, a la primera de cambio.

En esta continuación, aunque repite Larroca, es el turno de Mike Carey.
Éste se concentra más en un cómic de gangsters bastante correcto y con alicientes superheroicos, más típico dentro del género. Aún así, lo realiza con acierto y sabe atrapar el interés. Por no hablar de que se trata del verdadero principio de la personaje protagonista como asesina, Elektra por fin muestra sus primeros pasos hacia su camino como asesina a sueldo.
Lo que es de agradecer es la presencia de Kingpin, el cual está bastante bien tratado, muy semejante al maravilloso Kingpin que mostró Miller en su momento: inteligente, temible, persuasivo y apenas se mueve del asiento para realizar las acciones pertinentes, es decir, manipulador.
Pero no solo él entra en acción, sino que es el debut de un tal Poindexter, el implacable asesino que más tarde responderá por otro nombre, pues es un viejo villano del cuernecitos, cuya aparición en el universo Ultimate es más importante para Elektra que para el propio Daredevil.



Vaya, que la historia es grata, va de cómo el padre de Elektra se mete en negocios corruptos, engañado por sus sobrinos, que son mafiosos que trabajan para Wilson Fisk. La joven Natchios tratará de ayudar a su padre, mientras que Matt (que no Daredevil, todavía no) realizará sus pesquisas para detener a los culpables y llevarlos a la justicia.
La trama está interesante, el tratamiento de los personajes es el adecuado, el debut del villano es apropiado, la evolución de Elektra está lograda... No sé qué más se puede pedir, la verdad.

Larroca, por su parte, realiza uno de sus mejores trabajos en cuanto a narrativa. Hay una buena coreografía y encuadres en las escenas de acción, en especial en aquella donde Poindexter persigue a quien lleva el libro, donde Elektra suelta una estrellas ninja, realmente genial. Incluso tiene un mayor repertorio de expresiones faciales, donde se ve que el artista se ha esforzado bastante en ello. Una pena que a veces se confundan ciertos personajes, y es que los jóvenes mafiosos no son muy diferentes entre sí y sigue teniendo pequeños defectos en cuanto a las poses y la anatomía. Por lo demás, Larroca realiza un trabajo bastante correcto, que encuentro muy adecuado y logrado.

Pues eso, un tomo bastante entretenido, una continuación interesante y un buen dibujo. No es la octava maravilla, pero se deja leer y abre el camino para la ninja asesina que todos esperamos en esta línea y hemos podido disfrutar en Ult. Spiderman. 8/10.

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO