+QVILLANOS: MÍSTICA

CRISIS EN VILLANOS FINITOS 25:
Iron Man miraba por uno de los ventanales laterales como salían de la atmósfera terrestre. Poco a poco veía como la Tierra se hacía más y más pequeña... hasta desaparecer.
-Activando campo gravitacional.
A la voz de Reed Richards, las cosas que flotaban en la nave, paseándose cerca de los pasajeros, caen haciendo el consiguiente ruido, sin dañarse ni las herramientas... ni la nave.
-Oye, cuñado, ¿Tu creés que el Vigilante podría ayudarnos en ésto?
-Me temo que no, Johnny. El Vigilante fue apercibido cuando nos ayudó contra Galáctus, y solamente se limitará a mirar.
-El... ¿Vigilante?-Iron Man se sorprendía al oir hablarles de un elemento como ese.
-Es de los buenos, Cabeza de Lata. Imaginate a un tio altísimo, gordete, calvo y mirada brillante vestido de romano. Tiene su casa en la cara oculta de la Luna.
Los mapas de la galaxia donde se encuentra el planeta Corellia parpadean en dos pantallas. Tras fijar coordenadas, Ben y Reed preparan los propulsores de Hipervelocidad.
-Los de ahí atrás: agarraros bien, vamos a probar los propulsores. Si todo sale bien, llegaremos al planeta del mapa. Si no... pues a saber donde nos empotramos.
-Eso no me da ninguna confianza, Benwacca.
Vader observa los monitores de los aledaños de la cabina de mando del Superdestructor. Todos indican lo mismo: vestígios de resistencia rebelde atacando tropas del renovado Imperio, rumores sobre el destino de Luke y Leia... y un aviso inesperado:
-Comunicación desde Coruscant ultracodificada de carácter anónimo.
-Adelante.
Una voz conocida por el Señor Oscuro se escucha, una voz que hacía años que no escuchaba.
-Recuerdo que me diste la clave para hablar contigo cuando las cosas fueran agresivas.
-Como cuando estuvimos en Geonosis.
-Veo que lo recuerdas. Quería que supieras que estóy aquí.
-Te hacía en Bespin, ayudando a Lando. Leía precisamente iba para allá.
-Era más util aquí, en Coruscant. Tengo que cortar.
-Comunicación interrumpida.
De no ser por que en Mustafar, perdió toda capacidad de llorar, ahora mismo el Señor Oscuro de los Sith estaría derramando lágrimas.
Leia y Chewbacca observan la ciudad flotante que hay en el planeta Bespin. Ciudad que provoca no pocos recuerdos: la emboscada imperial, la congelación de Han Solo en carbonita, el enfrentamiento entre Luke y Vader, revelándose como padre del jóven... y para C3PO, el padecimiento de haber sido desmembrado y montado sui-géneris por Chewbacca.
-"¿Enciendo al latoso éste?"
-Enciéndele, no creo que sea peligroso.
Una zarpa del wookie activa un interruptor y los ojos del droide de protocolo comienzan a encenderse. Mientras, el Halcón Milenario maniobra para aterrizar en la plataforma previamente habilitada. Cerca, sonriente como siempre, Lando Calrissan pone buena cara pese a los terribles sucesos. Una vez la rampa del Halcón baja, Leia, Chewie y C3PO bajan por ella.
-Disculpe, Princesa Leia, ¿Podría indicarme donde estamos? Mis sensores ópticos aún dicen que estamos en Coruscant, pero no hay tanto cáos circulatorio.
-"Estamos en Bespin, plasta"
-¡Estaba preguntando a la Princesa, wookie metomentodo!
-Princesa, Chewie... gracias por venir sanos y salvos. Temí por vuestras vidas tras la reaparición de Palpatine.
-¿Hay alguna notícia de Han o de Luke?
-No hay ninguna. Si puedo hacer algo por tí, lo que sea...
-Lando, te necesitamos para capitanear una ofensiva sobre lo que quede de flotas imperiales. Luke seguramente...
-Cuenta conmigo. Así sabré que nuevas perrerías le habéis hecho a mi nave.
Lando observa como Leia busca a alguien con la mirada, viendo un semblante triste.
Para Raven Darkholme, el mundo es un lugar donde jugar al escondite, cambiando de apariencia e incluso de sexo. No la es dificil, ya que lleva más de un siglo haciéndolo. De todas maneras, no es fácil ser una mutante capaz de cambiar de aspecto, y más habiendo sido madre soltera de dos jóvenes de suerte dispar: a uno de ellos le tuvo en la Alemania post Segunda Guerra Mundial, aún dividida por un muro de odio e intolerancia, y a otro en la América más antimutante del momento. Uno heredó la piel azul de su madre... y el otro el odio a todo el mundo. Logan, Dientes de Sable... amantes rudos en tiempos duros de espionaje y recontraespionaje. Menos mal que tuvo a Irene Adler como protectora, llegando a adoptar a una jóven temerosa de tocar a todos, como si fuera hija suya. Hija adoptiva que se convertiría en... PÍCARA.

LA PRÓXIMA SEMANA....
MANDARÍN, ESPECIAL NAVIDAD.
HOW, HOW, HOW, FELIZ... FATALIDAD.

1 comentario:

Conner Kent dijo...

me encanta esta villana, pero jate tu que no me hice fan de ella por el cómic sino a través de la serie de animación en la que ella había traicionado a pícara :)

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO