+QVILLANOS: CÉLULA

CRISIS EN VILLANOS FINITOS 15:
El Dr. Gero ultima los nutrientes para su nueva creación: adn de varios luchadores superpoderosos conseguidos gracias a robots mosquito, algunos de los cuales fueron destrozados por su similitud con tales inséctos. Su criatura tiene ya ojos, aparentemente inactivos, aunque eso no le preocupa aún al Doctor, demasiado pendiente de la Androide C-17, belleza rubia cuyo chasis de carne no deja de mirar con algo de libinidosidad en sus ojos. Según parece, el recuerdo de una de las antíguas ayudantes que tenía del Lazo Rojo, es demasiado intenso para olvidarlo, creando la C-17 a su imágen y semejanza. El Dr. Gero toca uno de los pechos de latex de la inactiva C-17, recordando que pese a sus implantes y tecnología, algo de humanidad le queda.
Gracias a sus sistemas antidetección, el Superdestructor aterriza en una árida y desértica zona de Sirius. Una rampa de la nave se abre, dejando al descubierto a dos figuras subidas a una gran bikespeeder: Han Solo, vestido de nativo de... Indianápolis, y delante, su suegro, Darth Vader, camuflado con un holoproyector de imágenes Shi´Ar.
-Normalmente no suelo llevar a alguien detrás, espero no lamentar tenerte de paquete.
-¿Me está llamando paquete?
-Sujétate el sombrero o te llamaré paquete. Vader mete un acelerón a la moto que hace que Han se sujete el sombrero con una mano, mientras con la otra se sujeta al Señor Oscuro de los Sith. El paisaje de Sirius es similar a Tatooine, pero agravado aún más si cabe: suelo agrietado donde los cadáveres de criaturas reptilianas yacen devoradas las unas a las otras, viéndose las huellas de sus mordiscos en huesos, ausencia de agua donde antes hubiera mares... desolador.
-Ahora entiendo que buscasen otros planetas.
-Pronto llegaremos a Beckogf*, está cerca de la cúspide regente en el planeta. Se cauteloso.
Nadie supo quien era, aunque por el camión que llevaba, era evidente que venía de la base. Ahora, todos los que poblaban la estación de servício, están a punto de ser cadáveres calcinados, cortesía de la misteriosa dama que ahora viste de rockera de los Guns n Roses, tras dejar de lado un uniforme que recordaba a los vistos por la tele de los anuncios antiHulk. La gasolina va derramándose por las mangueras, mientras la terminator trata de encender una moto cuyas llaves encontró. Elegida como vehículo más maniobrable, la moto tiene la mala suerte de prender la mecha improvisada del gasóleo, saliendo un pelín impulsada por la onda expansiva de la explosión posterior. Una nube de cenizas y fuego se yergen donde antes había una gasolinera.
La bikespeeder se detiene cerca de una megaestructura de aspecto de ciudad dentro de las piedras, tal y como viven, lejos de las tropas de élite destindas a llevar piel y lentes que cubran su fisonomía reptiliana y semejarse a la humana. Darth Vader y Han Solo dejan la moto cerca de lo que parece una cantina. Al entrar, ven a numerosos reptilianos, pero tambien a alguna que otra especie de la galaxia, jawas incluidos. Se ven ratones como aperitivo, gente que mira con recelo a los nuevos visitantes, y una figura cuyo uniforme recuerda que es de la élite, aunque sin llevar esa falsa piel humana. Dicha figura no pasa desapercibida a los ojos de Vader.
-Hablemos con ese oficial. Tal vez nos de pistas.
Ambos se dirigen al oficial, que curiosamente, empieza a notar cierto ahogo en su garganta. Cogiendo un vaso, Han se lo lleva al oficial para que beba, desapareciendo dicho ahogo.
-¿Se encuentra mejor, señor? Parecía que estuviera a punto de atragantarse.
-Mucho mejorrrrrr, esclavista. Andas muy lejos de donde hay elementos útiles para Huttssss.
-Verá, mi amigo y yo-Señalando a Vader-queríamos saber si ha habido... alguna nave que haya salido de aquí.
-Bueno.... rrrecuerrrdo que hace tiempo, ayudé a Diana a construirrr algo, algo grrrande. No me dierron más que detalles sobrrre rrreglajes y encajes, perrro...
-Verá... resulta que mi amigo y yo queríamos... ajustar cuentas con alguien, y nos dijeron que en Sirius hay los mejores en eso.
-Haces demasiadas prrreguntasss... El oficial cae muerto antes de poder coger su pistola.
-Vayámonos. Sabemos que la nave salió de aquí y que Diana recibió el encargo de hacer eso.

LA SEMANITA QUE VIENE...

BLACK ADAM

EL NAMOR DE LA DISTINGUIDA COMPETENCIA... QUÉ EVIDENCIA.

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO