+QVILLANOS: LOBO


CRISIS EN VILLANOS FINITOS 17:
Morir o no morir, he ahí el dilema que ronda en Sirius, donde Vader y Han Solo soportan estoicamente el acoso de los reptilianos. Las otras patrulleras siguen disparando, obligando al piloto de la bikespeeder... a usar la Fuerza. Con un gesto, el Señor Oscuro de los Sith hace que su sable de luz llegue a su diestra, y parta en dos con un movimiento a la patrullera, haciéndo caer sus pedazos a un saliente rocoso. La otra patrullera trata de avisar a otros... hasta que otro mandoble luminoso parte en dos a la nave y al piloto. Han siente un escalofrío cada vez que ve a su suegro entrar en acción.
-Ahora me dirá que en sus tiempos eso era de lo más normal.
-La bikespeeder tiene poco combustible. Necesitamos llegar o a la nave, o a algún punto energético cercano.
-Creo conocer uno, Willie.
-Curioso nombre para un punto energético.
-Willie es amigo mío, e incluso luchó contra sus propios semejantes en la Tierra.
-Impresionante, muy impresionante.
Je, estaba feliz. Dijo que sería el último de su planeta... y a fé de que lo ha conseguido. Tczerny es un planeta fantasma, donde sólo él y nadie más que él... camina por sus desolados parajes. Un virus preparado para matar a todos los habitantes del planeta... salvo a él, es el culpable. Harto de ver su mayor logro, LOBO buca un transporte para irse, deseoso de buscar a alguien a su altura. Una moto aeroespacial que en tiempo perteneciese a un Tczernyziano de pro, le sirve para elevarse al espacio, donde un nuevo mundo le espera.
Ni siquiera en su más febril imaginación pensaba George Walton Lucas Jr. ver coches aterrizar en el suelo de su Skywalker Ranch. Dos coches rojos de aspecto deportivo toman tierra, y de ellos bajan dos personas muy conocidas: Reed Richards, de Los 4 Fantásticos, Iron Man, guardaespaldas de Tony Stark, y un hombre con parche en el ojo con vestimenta cercana a lo militar. Del otro, 3 hombres y 1 mujer con vestimenta similar al del parche en el ojo, salen y se mueven reconociendo el terreno.
-Vaya, si estoy en una peli, no me han avisado de los efectos especiales.
-Sr. Lucas, me temo que tenemos que hablar sobre sus películas.
-¿Se han quejado mucho los de la Academia?
-Me temo que no es eso. Queríamos preguntarle la verdadera historia de ésta nave.
Reed Richards muestra dos fotografías a un todavía sorprendido George Lucas, las dos sobre el ataque al falso Eléctro, revelando el similar diseño de la nave atacante, con una famosísima nave que aparece en la trilogía que Lucas comenzó dirigiéndo la primera entrega, para producir posteriormente las posteriores.
-Si ésto es un fotomontaje, es bastante malo. Al menos, la nave de juguete que han usado para ello.
-No es fotomontaje. Los chicos de ILM pueden revisarlas cuantas veces quieran, pero esa nave es real, tan real que casi se carga las Torres Gemelas.
-Bueno... es una larga historia.
George Lucas traga saliva, como quien trata de prepararse ante un tribunal cual culpable en un juicio.
No ha pasado una hora completa, y el último de su planeta no puede evitar mirar hacia atras para verlo por última vez. Cuando Lobo mira su planeta, ve que de repente, tiene como un satélite más."Olvida el pasado, vive el presente", se dice Lobo para si mismo. El Tzcernyano se va alejando cada vez más y más de su planeta... hasta que una luz a su espalda le hace girarse, una luz cuasicegadora que acontece en su planeta... hasta que la luz se apaga, dejando un planeta destrozado.
LA SEMANA QUE VIENE...
TURK
SOY UN TRUHÁN, SOY UN SEÑOR...

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO