Full Metal Alchemist 1


Intercambio equivalente. El principo fundamental de la alquimia. La Ley más importante que cualquier alquimista debe conocer para no incumplirla nunca. Por desgracia, los hermanos Elric la han pasado por alto al intentar revivir a su madre, infringiendo así también la segunda ley primordial de la alquimia. Ahora, Edward y Alphonse se ven obligados a pagar el precio por acercarse demasiado a Dios.

¡Qué ganas de que llegara ya aquí! El anime de Full Metal Alchemist, uno de los mejores que he tenido el placer de ver en los
últimos años, ya había desembarcado en nuestro país (gracias a Buzz), y sólo nos faltaba el manga para comparar si la calidad de éste último iba parejo al de la serie de animación. Y, en este tomo, vamos a tener poco que comparar, ya que (excepto pequeños detalles puntuales en el cuarto capítulo) hasta ahora es completamente clavado a la serie: pequeña presentación de los hermanos Elric y de los personajes secundarios, tanto de los que le pondrán en apuros, como de los compañeros que les ayudarán, y del tono de la serie, con ambos viajando de un lado para otro. Además, conoceremos la maldición que tienen que sufrir debido al incumplimiento de las leyes básicas que rigen la alquimia. Tan sólo hay dos pequeñas cosillas que me chocan, pero sobre todo hay una que no le perdono a este primer tomo, y es que no salga Maes Hughes, el mejor personaje de toda la serie. Pero queda mucho aún... ;) La segunda, que tras poder disfrutar de la genial banda sonora de la serie, las escenas se ven "vacías" sin la background; aunque no sé si podemos considerarlo un fallo, ya que es realmente gracioso encontrarse en más de una ocasión tarareando las canciones del anime tal como acompañan a las escenas de éste.

El guión de este primer número es algo sosete, y la verdad es que no hace más que presentar una serie de lo más normal de las que vemos cientos de ellas, aportando el ingrediente mínimo que las diferencia unas de otras, pero que en estas primeras historias no deja de ser más que algo anecdótico, que tan sólo se ha esbozado mínimamente. Al menos, podéis tener la certeza (os lo garantizo 100%) que mejora, ya que al principio tarda un poco en arrancar; aunque luego no sé cuando se separará de la línea argumental del anime...
Quizá sea porque estoy harto de ver los capítulos de este tomo (dos o tres veces ya por el anime), pero no creo que se pueda juzgar por ellos, ya que en absoluto son representativos de la calidad de la serie.

El dibujo de Arakawa, pese a ser bastante simple, es muy agradable en su sencillez, y muy acertado tanto en el diseño de los personajes como a la hora de intercalar con la acción las escenas SD, que me encantan, y que dan el toque de humor que quizá le falte un poquitín en los diálogos (exceptuando a Edward cada vez que se ofende, que es genial, y a algunos bocadillos minúsculos que hay por ahí...).

En fin, primer número muy entretenido, que quizá defraude a los que han escuchado hablar maravillas de Full Metal Alchemist, pero que para nada deberían rendirse aún, que todavía no ha empezado lo bueno.

La edición de Norma estupenda, a un muy buen precio (con regalo incluido, aunque yo me he quedado sin él...) a la que tan sólo le falta el color de las primeras páginas (que creo que no debería faltar en ningún manga a estas alturas) y algunas aclaraciones, que aunque se puede pasar perfectamente sin ellas, y no dificultan la lectura ni el entendimiento de la trama, no hubieran estado de más dando explicación al significado de los nombres de Lust y Gluttony. Una tontería sin importancia.
Me alegro de que al final se la llevaran ellos, que últimamente lo están haciendo muy muy bien, y a muy buenos precios.

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO