+QVILLANOS: MASACRE

CRISIS EN VILLANOS FINITOS 28:
Wade Wilson era uno de los mejores mercenarios del momento. Hijo de madre con un mal que la devoró hasta morir, y de un padre aficionado a dar palizas en estado de embriaguez a su hijo, Wade supo que lo suyo no era una vida de vino y rosas. Abandonó sus estudios y se metió en las Fuerzas Especiales de los EEUU, pero sería expulsado en poco tiempo. Pese a ello, se convirtió en uno de los mejores mercenarios del momento... hasta que le diagnosticaron cáncer, lo mismo que tuvo su madre. Rompió lazos con quien fue su novia, una prostituta metamorfa llamada Vanessa Carlyle, o COPYCAT, e incluso fastidió un encargo, que en lugar de matarlo... se lo quedó como rehén ciego. Ahora, Wade viaja a Canadá donde le han hablando de dos cosas: curación rápida... y Arma X.
La mirada de Han Solo era de sorpresa. Ya había visto a su suegro tener algún desmayo desde su odisea espacial, pero un desmayo tan fulminante, jamás. Levantándo los algo más de 2,05 metros que mide el Señor Oscuro de los Sith, Han escucha lo que Darth Vader le dice casi en susurros:
-Salgamos... de... la nave. Bajemos... al planeta.
El caminar por los pasillos del Superdestructor es algo lento, y poco ayuda que unas luces rojas y una voz fría y robótica informe de"¡PELIGRO DE OBJETO EN COLISIÓN!" "¡PELIGRO!", por varios de los monitores que hay esparcidos por el pasillo que lleva al hangar. Al atravesar el umbral del hangar, un temblor hace que la nave vibre un poco, y en uno de los monitores se avisa de que un objeto ha chocado contra el Superdestructor, partiéndolo casi en dos.
-Genial, ahora le han destrozado su juguete.
-Eso ha sido cosa... cosa de él. Rápido, a la... lanzadera...
-Tengo un mal presentimiento sobre a quien se refiere con"él".
Cerca de la lanzadera, Han coloca a su suegro en el asiento del copiloto, mientras tecléa las coordenadas de ruta que jamás se permitiría olvidar en un momento como éste.
-Vamos, pequeña, ponte en marcha.
La lanzadera se pone en marcha, y sale del hangar rumbo al planeta azul, con buena fortuna: 6 segundos después... el Superdestructor explota.
Iron Man observa a las razas alienígenas que abundan por Corellia. Pese a sus andanzas como Vengador y al haber visto de todo, lo de Corellia era lo nunca visto: grandes o pequeños, con pelo o sin él, robots de todo tipo y condición... Sin embargo, a él muchas veces le confunden con una especie de droide de protocolo, por su condición de hombre en armadura. Sue observa a una figura vestida de metal y con capucha verde, mirando cosas en un puesto cercano a una cantina. Lo mas llamativo es que si no fuera porque está en Latveria, Sue juraría que dicha figura metálica... es el temible DOCTOR MUERTE.
-Reed, fijate en ese con la capa verde.
-Hummmm... la verdad es que se parece a Víctor.
La figura a la que antes se referían, deja un extraño colgante viscoso de algún material semejante al oro, y se gira para deleite de los intrigados miembros de la expedición.
-Siempre vas por detras de mí, Richards.
-No sé cómo lo habrás hecho, muertecito, pero Reed tiene más materia gris que tú.
-Grimm, entiendo tu amistad con Richards, pero lo que debería preocuparos es si habrá Tierra a la que regresar.
-¿Sabes algo sobre ese llamado Han Solo?
-Sé que su nave estaba saliendo de Bespin y toma camino de Sillius Vain. No está en Corellia.
-Me sorprende tu generosa informacion, Víctor. Te has tomado muchas molestias para contarnos lo que queríamos saber.
-Confío en vosotros para defender el planeta y de paso mi patria. Así podreis recibirme a mi regreso, como nuevo... Emperador de la Galaxia.
-Siempre pensando en lo mismo, ¿Eh, muertito? Cosas que luego nunca tienes.
-Eso ya lo veremos, Grimm, ya lo veremos.
Nick Furia alucinaba pepinillos con los datos que le iban llegando sobre esa explosión en el espacio, con fotos y material grabado de escasísima calidad. En las fotos se ve como, de repente, la Atalaya, la base espacial de la Liga de la Justicia de América, se mueve de su órbita natural... para quedar como enganchada a algo que apenas se percibe con claridad meridiana, y después... boom, a hacer puñetas.
-¿Algún contácto?
-Parece que tenemos contácto con Keystone City, y con...
-Con quién, cadete.
-Conmigo, Furia.
Furia vé como la ventana del helitranporte se recompone tras la entrada de Hal Jordan, Green Lantern del sector 2814.
-He venido en cuanto me ha sido posible.
-¿Alguna pista que no hayamos percibido?
-Señor, Keystone City sigue al teléfono.
-¡Pásamelo de una maldita vez!-Furia estaba cada vez mas irritado.
-Espero no interrumpir, Coronél Furia. Nadie por aquí sabe quien pudo haber destruido la Atalaya.
-La fuerza que ha destruido la Atalaya venía de alguna manera desde la Luna. Mi anillo de poder casi se queda sin energía ante tamaño despliegue de poder.
-Seguramente sean éstas naves. ¿Las conoces, Jordan?
Hal Jordan observa detenidamente las fotografías de cuando las naves Imperiales se posicionaban cerca de la Luna.
-Por todos los...
-Hal, ¿Ocurre algo?
-Pense que todo era fictício, los Guardianes no nos advirtieron de ésto.
-¿De qué, Hal?
-Es el Imperio, Flash, el Imperio Galáctico que ha venido a la Tierra con sus Destructores Imperiales, y con sus Estrellas de la Muerte.
LA SEMANA QUE VIENE...
JONAH J. JAMESON
UN VILLANO... DE BUENA TINTA

1 comentario:

Luis Carlos dijo...

¿Masacre es un villano? Pensaba que era de los buenos, (salvo versión zombie). Por cierto, ¿no hay más noticias sobre los skrulls? Creo que tenian planes para Nitro...

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO