Videojuegos. Sam & Max Hit the Road

En esta nueva edición de un videojuego basado en un cómic nos encontramos con un caso curioso, ya que el videojuego es mucho más popular que el cómic, hasta el punto de que muchos llegaron a pensar que los personajes fueron creados para el cómic. El origen de la idea de Sam & Max pertenece al hermano pequeño de Steve Purcell, que le daría a éste el concepto de un equipo investigador formado por un conejo y un perro antropomorfo. Tras aparecer como tira en la publicación semanal de la California College of Arts and Crafts, se publicaría su primer álbum en 1987 con Sam & Max, Freelance Police.

El videojuego llegaría en 1993 por parte de Lucas Arts y con Steve Purcell capitaneando el equipo (que también trabajaría en The Secret of Monkey Island y Zak McKraken). Aparte del propio Purcell, también trabajarían otros clásocps de Lucas Arts como Sean Clark, Michael Stemmle o Collette Michaud.Con este título Lucas Arts pretendía acercarse a un público un poco más adulto al usar un humor mucho más ácido que en títulos anteriores. El público acogería muy bien el título y tras su lanzamiento en PC, llegaría a Macintosh en 1997 y se reeditaria para Windows en 2002.

Nuestros protagonistas tendrán que recorrer EEUU en busca de Bruno, una especie de bigfoot que ha desaparecido de la feria donde era exhibido. Esto llevará a los protagonistas de la historia a visitar lugares tan variopintos como la Madeja de Hilo más Grande del Mundo, el Mundo del Pescado o el Monte Rushmore.

Sam & Max Hit the Road contaba con el modo de juego clásico de Lucas Arts de "point & click", aunque usaba la sexta versión de SCUMM, por lo que los verbos no aparecían en la pantalla. Al pulsar el botón derecho del ratón, el cursor iba cambiando con dibujos que representaba la acción a realizar. Este sistema permitía tener más libre la pantalla y poder crear escenarios más grandes y completos. Por otro lado, aunque manejábamos a Sam, se podía utilizar a Max para interactuar con diversos elementos del juego. No se trataba del juego más dificil de Lucas Arts, pero si es cierto que la absurdez de alguna de las soluciones hiciese de alguno de los puzzles un verdadero reto.

La aventura estaba cargada de humor ácido y resultaba tremendamente divertida. Además, a lo largo del juego nos encontrábamos diversos minijuegos que amenizaban mucho la partida cuando nos quedábamos sin ideas para dar el siguiente paso. Estos iban desde una versión disparatada de Hundir la Flota, hasta libros para colorear, pasando por hacer surf encima del capó del coche de policía.



Gráficamente contaba con la genialidad de los dibujos de Purcell, con unos personajes totalmente hilarantes y unos amplios escenarios para moverse. Destacaban especialmente las escenas cinemáticas que nos hacían introducirnos en una verdadera película de dibujos animados. Aparte de la versión de disquetes, se editó una versión en CD-ROM que contaba con un doblaje profesional al inglés y una excelente banda sonora, cuyos temas principales se podían escuchar en cualquier reproductor de CD.

Tras su gran éxito siempre se estuvo hablando de la posibilidad de secuelas. De hecho la propia Lucas Arts anunció en 2002 el desarrollo de Sam & Max Freelance Police, aunque se cancelaría en marzo de 2004, con gran parte del trabajo adelantado, pero a Lucas Arts no le salían las cuentas teniendo en cuenta la crisis del género. Será Telltale Games quien adquirirá los derechos de la franquicia y en 2006 lanzaría de forma online Sam & Max Season One, con una serie de episodios con las aventuras de Sam y Max, esperándose una segunda entrega para este año.

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO