Brian Yuzna, hacia H. P. Lovecraft por el cine fantástico y de terror

Bien, volvemos al cementerio de los horrores donde el terror toma forma y los saberes olvidados son descubiertos para la eterna condenación de aquellos que pisan esta impía tierra. Debeis saber que yo, el Morador de la Cripta, tras una ardua investigación sobre las oscuras materias de las que hablaros, he decidido seguir la senda iniciada durante las dos anteriores semanas. No voy a continuar hablando sobre las adaptaciones cinematográficas de Herbert West: Reanimador, sino que me voy a centrar en presentaros a uno de los artífices de estas películas, el productor y director de cine fantástico y de terror Brian Yuzna. Exponente de estos géneros a través de la serie B, Yuzna ha dejado a su paso una lista de películas que incluyen varias adaptaciones de temáticas lovecraftianas, así como la fugaz y accidentada productora Fantastic Factory. Pero dejemos de presentaciones y entremos en materia, sangre y visceras.


Brian Yuzna (Filipinas, 1951), es un escritor, director y productor de películas de cine fantástico y de terror. Debido al tratamiento que hace de estos géneros y los presupuestos con los que suele contar, se le puede clasificar como un director de serie B que ha dado al género algunas películas de culto como Re-animator.

Nacido en Filipinas (razón por la que habla un perfecto español), creció en Nicaragua, Puerto Rico y Panamá antes de trasladarse a Estados Unidos para ir a vivir a Los Angeles, donde se introduciría en el mundo del cine, su principal afición. Su primer trabajo fue como productor, uniendo sus ahorros y esfuerzos con el que es su compañero de carrera, el director Stuart Gordon, con quien ha colaborado en múltiples ocasiones. Con las aportaciones económicas propias y varios prestamos logró financiar una película comercial de terror que ser convertiría en un film de culto, Re-Animator, que además le haría unirse también al actor Jeffrey Combs, a quien podemos ver en muchas otras películas de Yuzna y Gordon.

Tras producir Re-Sonator y Dolls en Italia, Yuzna se decide a dar su primer paso como director. El resultado es Society, una sátira visión de las diferencias de clase social, que se queda grabada gracias también a los FX de Screaming Mad George, otro nombre asociado habitualmente a Brian.

Tras esto, volvió a unir esfuerzos con Stuart Gordon escribiendo el guión de Cariño, He Encogido a los Niños, película que también producen ambos. Pero con su siguiente trabajo regresa al cine de terror de serie B para dirigir La Novia de Re-Animator. En esta secuela sigue el esquema de la película original, aunque con un tono más ácido, volviendo a demostrar que no se trata de un director convencional.

Tras esto, volvería a hacer varias secuelas, la cuarta entrega de Silent Night, Deadly Night, y la tercera parte de la saga de el Regreso de los Muertos Vivientes, titulada Mortal Zombie.

Mientras, continuaba su labor como productor, muy asociada al cine japonés, produciendo adaptaciones de manga como Crying Freeman o the Guyver, y llevando a EEUU a directores como Steve Wang o Shusuke Kaneko. También dirigió junto a Chistopher Gans y Shusuke Kaneko en 1993 H.P. Lovecraft's Necronomicon, una película formada por tres historias cortas relacionadas con el necronomicón y unidas por una historia central protagonizada por Jeffrey Combs en el papel de Lovecraft. Tras las dos entregas de la saga de el Dentista, Julio Fernández le ofrece a Yuzna liderar la Fantastic Factory, creando una compañía española dispuesta a competir en el mercado del fantástico internacional. Yuzna se encarga de la dirección de cuatro de las nueve películas que llego a realizar Fantastic Factory: Faust (2000), Beyond Re-Animator (2003), Rottweiller (2004) y Bajo aguas tranquilas (2006).

Tras el cierre de Fantastic Factory, Yuzna ha seguido su trabajo como productor en las películas Takut: Faces of Fear (2008) y actualmente tiene en post-produccion Amphibous 3D.

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO