+QC: ¿De qué lado estás? Esta semana: Las ediciones especiales de Panini

Bienvenidos a la nueva sección de +QC: ¿De qué lado estás? Que destinaremos al "debate" sobre la actualidad del mundo comiquero español. He entrecomillado la palabra debate porque muchas veces nosotros sólo plantearemos opiniones que encajarán en un determinado punto de vista, ya que siempre daremos nuestra opinión como aficionados y compradores de cómics alejados de los tejemanejes editoriales y puede que, como ocurre esta semana, coincida en muchos puntos. Quedará en mano de los lectores de la bitácora el darle la vuelta a nuestras tesis... si no están de acuerdo.

El tema de esta semana es muy familiar. Hace unos meses, y coincidiendo con la renumeración de algunas de las series más vendidas y el lanzamiento de los Nuevos Vengadores, Panini anunció a bombo y platillo que iba a lanzar dos ediciones de dichas series. Una, la normal (o "tradicional") sería la que iría al kiosco, mientras que la otra, la "especial", estaría destinada a las librerías especializadas, que también recibirían la edición normal. Además, Viturtia defendió que sería un producto honesto, puesto que en el interior se reproduciría la portada correspondiente a la otra edición (aunque, realmente, lo que han hecho sea reproducir la portada americana...), por lo que el lector no perdería ninguna de las dos portadas.

La llegada de las ediciones especiales a las librerías especializadas significó la aparición de los primeros problemas y, para explicarlo, pongo la explicación que dio Álvaro Pons en la Cárcel de Papel hace unos meses, ya que él se entera del asunto mucho más que yo y no quiero explicara nada mal: "El caso es que si ya en su día el anuncio generó polémica entre los aficionados, no es menos la que se ha armado al llegar al momento de ver esas ediciones en las librerías. En teoría, la tirada de estas ediciones especiales es limitada y, por tanto, sujeta a ciertas reglas a la hora de su distribución a librerías especializadas, a saber: imposibilidad de devolver sobrantes, prelación en el orden de pedido y aparición en las librerías previa a los quiscos. A la hora de la realidad, parece que nada de esto se ha dado, que entre las librerías se han generado auténticos problemas porque a determinadas librerías han llegado más números que a otras o que, sencillamente, no ha llegado ningún número; que en algunas ciudades las ediciones normales no han aparecido todavía… un guirigay de mucho cuidado. Un problema que tiene dos culpables: el aficionado y la distribución.
El aficionado es un culpable, en parte, por esa histeria de tener el tebeo nada más salga y ser incapaz de esperar un día para que lo tengan en su librería especializada favorita. (...) Las librerías saben perfectamente que la personalidad de sus compradores y que si un tebeo está en otra librería antes, esa venta se habrá perdido. (...)Sin embargo, no hace falta llevar mucho en el mundillo para darse cuenta que todo el problema que se ha generado radica en los problemas de distribución del tebeo en España. Dudo mucho que la decisión de Panini tenga razones de fomentar un tipo de coleccionismo distinto o vender más. O mucho me equivoco, o las razones de esta diferenciación entre ediciones vienen derivadas de los contratos de distribución con diferentes empresas para el mercado de quioscos y el de librerías especializadas. Mientras que el primero es controlado casi monopolísticamente por Logista (y su red de subdistribuidoras locales), el segundo ha sido contratado en exclusiva con SD. Según se sabía, las condiciones del contrato especificaban que debía existir un retraso en la distribución a librerías especializadas, de forma que Logista distribuía primero a quioscos y unos días después llegaría la edición a las librerías especializadas."


En definitiva, parece que, si bien los aficionados estábamos bastante tranquilos porque nos da igual lo de las portadas siempre y cuando podamos conseguir nuestro cómic (ya sea especial o no), el problema para los libreros era bastante interesante, sobre todo por el hecho de no poder devolver el sobrante ni reducir las cantidades de las ediciones especiales. Esto fue así hasta que aparecieron cosas como estas:


Exacto, de especiales no tienen sino la palabra "especial" en el logo. Y es que las ediciones especiales españolas, en su mayor parte, consistieron en aprovechar que se publicaban cómics de 48 páginas (con dos números USA distintos), para aprovechar las dos portadas americanas y vender el mismo cómic con distinta portada. Cuando la serie X-Men volvió al formato de 24 páginas, surgieron las primeras quejas. Extrañeza, risas, sensación de "¿se creen que vamos a picar?", ¿una forma de revalorizar esos cómics dentro de unos años y aumentar la especulación con el precio de los atrasados? Ni idea. El caso es que, pese a ser un cómic "simple", de 24 páginas, siguen con las ediciones especiales. Vale que con los Nuevos Vengadores se pueda hacer porque en los USA hubo portadas diferentes para las distintas ediciones, ¿pero qué sentido tiene lanzar una edición especial que no es especial?

Por eso hemos querido dejar muy clara las opiniones de 5 de los miembros de +QC acerca del tema, para ver si coinciden o no con la de nuestros lectores:

Adolfo Rodríguez: "El sistema de las ediciones especiales permite que SD siga llevando grapa, y eso es bueno porque trata mejor a los libreros, conocen el material con el que están trabajando, no hacen los pedidos al peso y tienen bastante puntualidad.
Realmente ese es el argumento para que existan, luego, las ínfulas del coleccionista que dentro de x años fardará de tener la edición especial de tal serie no deja de ser una excusa. Otra cosa buena es que al menos sabemos que venden más de cinco mil ejemplares, que es la tirada de estas ediciones si recuerdo bien".

IvánN Díaz: "Mi posición va hacia lo negativo. Me parece que el trato a los libreros debe ser importante, pero tampoco puede ser que a los lectores nos traten como si fuéramos niños de tres años. Vale, hay portadas "especiales" que son distintas, pero luego hay otras que... a ver. La de X-Men. ¿Qué tiene de especial? Pues que pone "especial" en la portada. Las de los Nuevos Vengadores no son especiales, son "recortes" de la especial del primer número ("recortes" hechos por distintos autores, pero recortes). Luego está el hecho de que, según mis gustos personales, salvo contadísisisisisisimas ocasiones, todas las portadas especiales me resultan HO-RRO-RO-SAS. Ah, y para acabar, tengo que decir que las series con portadas especiales me han dado algún problemilla por aquello de que soy un despistado y me he llevado 2 veces el mismo número (edición normal y edición especial) pensando que eran números distintos..."

Neikos: "El problema que veo fundamentalmente es que hablan de un producto honesto y en realidad lo veo más como algo engañino. En algunos casos sí es cierto que son bastante feas o recortes de la "normal". En mi caso no he comprado ninguna repetida porque me los suelen guardar pero si se ha dado el caso que por no tener que esperar una o dos semanas más, (no todos tenemos una librería al lado de casa) me he comprado la especial no siendo esta la portada que más me gustaba".

Dreamwalker: "Mi opinión es que, por un lado las ediciones especiales permiten a SD (como ya ha dicho Adolfo) continuar distribuyendo comics, los cuales llegan antes que los de LOGISTA. Pero vamos, mis impresiones son más negativas que positivas pues algunas ediciones especiales (X-MEN es el ejemplo más claro) son inútiles, sólo se diferencian de las otras por las franjas de color y el numeraco gigante. Además, pienso que deberían salir ambas ediciones simultáneamente, para que el lector pueda elegir qué portada llevarse, pues si te esperas a que salga la edición normal para elegir, puede que la "especial" ya se haya agotado. En fin, que no le encuentro ninguna utilidad ni sentido a las "ediciones especiales" (particularmente ODIO las de Daredevil, sus portadas son de Quesada). Si me pongo a hablar de casos particulares podría estar todo el día, pero vamos, ni le veo utilidad, ni me gusta ni nada. Preferiría que lo llamaran Edición Alternativa y sólo con los comics que tienen 2 números USA".

Ovidio: "Pues la verdad es que a mí el tema de las ediciones especiales me cabrea precisamente por el nombre que han puesto a dichas ediciones. Maldita sea, ¿se cambia la puñetera portada y ya es especial? Vale que pueda ser positivo en cuanto a lindezas como la distribuición en librerías especializadas y tal, pero por dios, como bien dice Neikos más arriba, que no pretendan vendernos la moto con el nombre que les ponen, que mi colección empieza a ser un batiburrillo entre ediciones con barras de colores y numerajos grandes con las que no tienen dichas barras y numeros pequeños. Estéticamente (siendo realmente MUY friki :p) queda bastante feo y eso de que no se vendan ambas ediciones simultaneamente convierte mis compras en toda una aventura, por eso de escoger una portada u otra. Aunque ya empiezo a pasar del tema, si no me vuelvo loco.
En cuanto a las portadas de los Vengadores en edición especial, lo cierto es que tampoco está tan mal que las hayan escogido así, pues en USA hicieron algo semejante y es mejor que el vergonzoso tema de X-men, ¿no? También me preguntaba si las renumeraciones son para eso también, para aprovechar y sacar las dichosas ediciones. Lo digo por Ultimate Spiderman, por ejemplo".

Pues bien, parece que nosotros tenemos claro lo que pensamos. Por un lado está la cuestión editorial y, por otra, la del aficionado de a pie de calle. Todo el lío de la distribución sabemos que nos afecta, pero no hasta qué punto, mientras que tenemos la sensación de que nos están tomando el pelo con algunas de las ediciones especiales.

Y tú, ¿de qué lado estás?

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO