Cartelera

Para la ocasión os he preparado unas reseñas con dibujos de las películas recién vistas.

Empecemos el resumer cinéfilo con Slumdog Millionaire (con spoilers):

Decir a estas alturas que la película de Danny Boyle es una muy buena película seguramente no sea descubrir nada, sobre todo tras recibir sacos y sacos de premios (creo que merecidos).

La película tiene ritmo y narra la historia de forma sorprendente y muy efectiva, contando la vida de sus protagonistas mediante flashbacks.

El hilo conductor del presente del que parten dichos flashbacks es el programa concurso al que el personaje principal asiste como concursante.

La historia se sitúa en la India, e intenta mostrar los contrastes de un país tan rico en ellos a través de las vidas de dos hermanos desde su infancia. La película vehicula las dificultades, las desigualdades, los errores y los abusos que se ejercen sobre los desamparados por aquellos que detentan el poder, sea cual sea la situación: explotación y prostitución infantil, bandas rivales, intolerancia religiosa, comunidades de niños mendicantes explotados...El poder del hermano mayor sobre el pequeño, la necesidad de apoyarse en los cercanos para sobrellevar la vida, la pillería para seguir adelante...pero también hay risas e ilusión, fé y constancia. Como en la vida misma.
El amor da sentido al film, soterrando las decisiones de los personajes principales.
Sólo me molesta el tono conspirativo de la vida que busca la película mostrar para que el protagonista principal alcance su objetivo y mucho más: encontrar y vivir con su amor verdadero al que conoce desde la infancia y terminar forrado. Un tema explotado con bastante poco talento por escritores como Paulo Coehlo. Porque bien es cierto que el que pelea por lo que cree justo y da sentido a su vida alcanza el paraíso, consiga su objetivo o no, independiente del resultado.
La vida no conspira para que el puro recoja las ganancias. Son la sangre, el sudor y las lágrimas las que permiten intentar alcanzar el borde del camino para no perderse. Y no siempre se alcanzan los frutos. Es el sacrificio lo que valida la vida.

Si de mí hubiese dependido hubiese elegido como final la respuesta equivocada para resolver la trama final. El objetivo del chaval estaba conseguido. Lo demás era secundario e innecesario.
Pero a nadie le amarga un dulce, ¿no?.


The Wrestler (añadiendo también spoilers): Darren Aronofsky da en el clavo al contar la historia de "The Ram" Robinson, luchador de lucha americana que fue uno de los grandes 20 años atrás, y que tras el cúlmen de su carrera sobrevive como puede en circuitos de baja categoría. Mickey Rourke parece hecho para el papel, asombrando con su grandísima interpretación. No parece un actor interpretando. Es un personaje real en la pantalla.

La decadencia física, las dificultades económicas, el aislamiento social y la soledad como telón de fondo están presentes contínuamente durante el metraje.

La redención es la base de la película. La redención personal por las equivocaciones del pasado y por la necesidad de encajar en un mundo que no termina de acercarse lo necesario para tender un puente antes de la caída definitiva.

Personajes como The Ram terminan siendo de una sola pieza, puros en su solidez y en su esencia, perdiendo las aristas innecesarias tal y como Miguel Ángel decía que había que hacer con las estatuas: hacerlas rodar por una pendiente para alcanzar (perdiendo lo superfluo con los golpes) lo que deberían ser.

The Ram es un luchador que sigue adelante pese a ver el precipicio al final del camino, quizás porque no sabe hacer otra cosa o ir a otra parte más que al vacío. Tal vez por su falta de recursos
o inteligencia. Pero lo que es indudable es su valentía, coraje y sacrificio.
Todos necesitamos algo más de ello.


Watchmen (aquí los spoiler casi que ni los aviso):

¿Qué decir de Watchmen que no se haya dicho ya?

Como Novela Gráfica es una obra maestra. Una historia que marcó un antes y un después en la historia del género. Un experimento narrativo que alcanzó merecidamente la categoría de clásico necesario, que marcó pautas y tendencias. Siempre es una delicia releerlo y siempre aporta algo nuevo, no importa si ya nos sabemos las frases y los diálogos.
Moore y Gibbons llevaron una nueva dimensión en su deconstrucción del superhéroe moderno.

Respecto a su adaptación al cine, es cierto que no todas las obras deben adaptarse o que no todas son plausibles de adaptar sin enormes dificultades técnicas y estructurales.

Zack Snyer se atrevió a aceptar la enorme dificultad y responsabilidad del proyecto, y sólo por eso ya merece mi reconocimiento. Que el resultado esté a gran altura no sólo dice mucho de su valentía, sino de su capacidad y resolución para llevar a cabo el proyecto.

He leído críticas que decían que la historia del cine no se habría perdido nada si no hubiese existido. Puede ser cierto, pero lo mismo podría decirse del 90 % de la producción mundial de cualquier ámbito. Tal vez no se hubiese perdido nada, pero hubiese sido un poco menos rica.

Una adaptación de éste tipo sólo se puede realizar en la pantalla del mismo modo que se hizo con el comic: experimentando con las posibilidades del medio, lo que hubiese transformado Watchmen en otra cosa.

La opción de trasladar prácticamente el comic tal cual a la pantalla (ya realizada anteriormente con Sin City) era la opción más segura para alcanzar al gran público sin renunciar a la gran riqueza visual y conceptual de la obra original. Es verdad que una obra como Watchmen, repleta de reflexiones y crítica social, no es una película que pueda alcanzar un ritmo trepidante o al menos fluido fácilmente. También es cierto que no todo tipo de público está preparado para una obra así, pero mantener el listón de exigencia alto hace que el nivel general termine por elevarse.
La elección de eliminar del metraje los fragmentos de las historias de piratas y otras partes de la obra era necesaria para simplificar la adaptación, pero afortunadamente podremos disfrutar de dichos fragmentos en las futuras ediciones del DVD.
Para un lector como yo de la obra original, la adaptación cumple con la esencia de la serie, caracteriza espléndidamente a unos personajes complejos y profundos y muestra una historia repleta de detalles y grandes momentos de manera más que eficiente.
El desconocido reparto realiza un trabajo perfecto. No es difícil imaginar a cada uno en su papel. Laurie (Fantástica pese a su juventud como la segunda Espectro de Seda), Danny (prácticamente igualito al Búho Nocturno), El Comediante (al mismo nivel), o el Dr. Manhattan (cercano en su lejanía) destacan por encima de Veidt, quizás con un aire demasiado exagerado respecto a sus expresiones gestuales de superioridad intelectual. Sin embargo es Rorschach el que con todo merecimiento aglutina el protagonismo interpretativo.
La lectura más personal del tema principal de la obra (por encima de las imperfecciones humanas, sus luchas por concentrar influencias y poder, su habilidad para destruir otras vidas, el eterno retorno a los errores del pasado, el milagro de la vida y la gran broma que en definitiva suele ser la ésta) es la soledad y su capacidad para moldear las mentes que la viven.
Todos los personajes viven en soledad: Rorschach es un psicópata que ha terminado repugnando a sus semejantes, y que sólo vive para castigarlos por sus pecados. Tras
haber sido rechazado desde su infancia hasta por su propia madre, sólo la verdad le acompaña.
Búho Nocturno vive solo tras retirarse de la vida activa como superhéroe, echando de menos a su verdadero yo encapuchado, incapaz de reorganizar su vida, viviendo una mentira que apenas se cree, esperando que los acontecimientos lo saquen del pozo en que se encuentra.
Espectro de Seda se siente abandonada por el Dr. Manhattan, y tras abandonar aquello que también era su vida, se siente sin rumbo y como una isla en medio de la multitud.
El Dr. Manhattan ha roto sus vínculos con su parte humana, siendo su único ancla Espectro. Aparentemente toda vida tiene el mismo valor para él que la actividad química mineral.
El Comediante ha pasado su larga vida actuando cómo y cuando ha deseado, sin valorar en nada los deseos ajenos, tanto que al final el único confesor al que puede acudir es el enemigo al que se enfrentó en tantas ocasiones.
Hollis Mason vive también retirado, viviendo de recuerdos y de las visitas de Dan. Agarrado en su pequeña casa de un mundo que hace tiempo que ya no existe, tan alejado como Veidt en su torre de marfil donde planea y maquina el futuro de la humanidad. Un futuro en el que la propia humanidad no tiene nada que decir porque Veidt elegirá el camino por ella.
Sólo la posibilidad de redención (de nuevo) y de romper dicha soledad hace avanzar la historia: Rorschach, con aquellos elegidos que comparten sus metas y con la verdad siempre con él, Laurie y Dan uniendo sus destinos, Manhattan encontrando el valor de la vida en el milagro de cada día...Aquellos que no la alcanzan son interrumpidos en su búsqueda de forma fatal o la alcanzan justo antes de morir, a excepción de Veidt, que tiene su propia verdad ante él. Él es el responsable de todo y tendrá que vivir con ello...
Una buena película, en definitiva, que espero que guste también al lector no habitual, o que al menos haga que se acerque a la obra original.

7 comentarios:

Carlos dijo...

Este finde he ido a ver Watchmen, y la verdad es que ahora me sorprende toda crítica positiva.

Puedo entender que haya gustado como película, aunque a mí no me ha convencido para nada, ¿pero como adaptación? Para mí, que la mayoría de los vigilantes tengan superpoderes (rompen muros con sus puños, leñe), y que Búho Nocturno y Espectro de seda no tengan ningún reparo en partir cuellos atenta contra el espíritu del cómic. También lo que "molan", que en la obra original todas las peleas, el rescate... son mucho menos épicos. En fin, que para mí sólo consigue capturar la esencia del tebeo en 3-4 escenas.

Mike Lee dijo...

Coincido en que Watchmen y sobre todo The Wrestler son grandes películas, pero a mí Slumdog Millionaire no me pareció para tanto, una buena película, sí, pero no merecedora de tantísimos premios que podrían haberse llevado otras como la misma The Wrestler.
Geniales los dibus, como siempre, especialmente el de Ozymandias.
¡Saludos!

Neikos dijo...

Pues a mi Watchmen me ha parecido digna como adaptación pero creo que como película en si, si no has leido el comic, puede ser dura de ver. Pero bueno, es más de lo que esperaba asi que me doy con un canta en los dientes. Muy chulos los dibujos.

Javier cuevas dijo...

Sí, Mike, El luchador es la más sobria de las 3 y quizás es exagerada la cantidad de premios de Slumgog...Sobre todo viendo otras muchas obras que alcanzaron un gran nivel.
Gracias por el Ozymandias...es el que menos me curré,jejejeje.

Sí, Neikos, por eso decía lo de como lector del comic. Habría que preguntar a alguien que no lo haya leído qué le parece.
Un abrazo y gracias también.

Pater dijo...

un puntazo lo de los dibus para el post :D
a mi The Wrestler me pareció increíblemente buena, con papelón de Rourke... Slumdog también me gustó mucho (me encanta Boyle), y Watchmen a ver si puedo verla todavía la semana que viene

saludos!

han mas solo que la una dijo...

Veamos:

THE WRESTLER es buenisima con ese Mickey Rourke magistral, encandilado de una Marisa Tomei enorme en cuanto a interpretacion, y atentos al detalle: ¡Tiene como consola la NES!

WATCHMEN... pos prefiero ver la version del director en dvd, y de paso ver algo mejor hilvanado, porque el prologo, cojonudo, Rorscharc, sensacional.Ah, la FOX trinca un 8,5% de los beneficios del film...merced a una argucia legal.

AvengersForever dijo...

Estoy de acuerdo contigo en que es una muy buena película, y me molesta la cantidad de gente que se "apunta" a criticar un film que supera con notable a la mayoría de las bazofias que llegan a los cines. ¿Qué más quieren?. No podemos olvidar que es una adaptación de un cómic y que se hace con la intención de que guste a la mayoría de la gente y que además no pierda la esencia de la obra de Moore.
Para mí, chapeau

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO