+QVILLANOS: MATANZA

Maldito y temible Matanza:
Ignoro tu paradero, pero sea donde sea, espero que te llegue éste repaso que te doy, éste historíal del horror donde tú eres la estrella, incluso antes de recibir algo inesperado, algo que elevó tus ya de por sí perturbados instintos homicidas a niveles jamás vistos o sentidos por la población.
De pequeño te dejabas llevar por impulsos homicidas, ¿verdad, Cletus? Seguro que sentías vergüenza de que tus padres te llamasen Cletus, nombre que hacía que los de tu clase se riesen siempre de tí, pequeño e insignificante Cletus Kasady. Eso despertaría en tí un odio, una rabia... que te llevaría a matar: a los 6 años, mataste a tu abuela tirándola por las escaleras, hecho por el cual disfrutaste, siendo el primero de otros. Luego mataste a tu perro, por que ya no te gustaba, y luego, con suma habilidad, mataste a los que se metían contigo en clase. Eras una máquina, un ser con la fijación de matar, lo cual intentaste con tu madre... sin exito, llegando ella a intentar matarte... pero hubo quien lo impidió, a costa de su vida, el cual fue... tu padre. Finalmente, él también murio, pero te arrestaron, aunque fue por más crímenes, más muertes, fuiste juzgado y condenado, siendo llevado a una prisión donde tuviste de compañero a alguien especial, alguien del que decían que tenía"veneno"en la mirada.
Supiste en el día en el que empezó tu nueva vida, que aquél rubio hipermusculado que tenías como compañero de celda, era un supertipo, un malvado que quiso matar a ese trepamuros con el que tanto se mete el Daily Bugle. Viste cómo su..."traje", por llamarlo de alguna manera, fue tras él, llevándosele consigo... y dejando algo, algo viscoso y rojizo, rojo sangre como la sangre que tanto te gusta ver correr a los que quitas la vida. Ese algo notó tu mano...y se te pegó a ti, creciendo, aprendiendo, disfrutando, explicándote que hacer, y tu en tu mente, nutriéndole de perversidades e idéas para provocar muertes a cual más atroz. Fruto de ello salió lo que nadie en su sano juicio hubiese esperado: MATANZA.
Gracias a él, escapaste de un manicomio nuevo para superpoderosos, y llegáste a liberar a otros para sembrar el máximo terror posible, una MATANZA MÁXIMA... que solo con ayuda de varios de los héroes más poderosos de la Tierra, entre otros, incluido tu"venenoso"benefactor y su enemigo de telarañas. Recuerdo tu ilusión por matar al lanzarredes y su familia tras haber participado en una especie de... juicio, donde un tal Judas Traveller movía todos los hilos: tu simbionte temía su mano y de tu mente tal recuerdo de su nombre o aspecto te fue borrado. Llegaste a perder a tu ente, pero en el espacio llegaste a recibir a otro, al cual pervertir, corromper, educar... Incluso te enfrentaste nada menos que al que fuera mensajero del Devorador de Mundos, pero no fuiste rival para él.
Tu simbionte te abandonó, provocándote casi la muerte, e incluso llegaste a descubrir con él las ventajas del ciberespacio, llegando a protagonizar videojuegos salvajemente reales, volviendo a luchar otra vez más contra VENENO. Tu nuevo simbionte y el de él querían reproducirse, algo que te repugnaba, pero al final... lo consiguieron, dando un engendro más poderos aún que sus padres: TOXIN. Trataste de matarlo... y casi te mata. Tu amigo es muy sensible al fuego, tanto que casi te quemas, aunque el sonido no te afecta tanto como a tu rival. Llegaste a ver lo que otros no vieron, como la Zona Negativa... y sobreviviste.
Seguro que estarás curándote las heridas, agazapado, buscando tu momento para volver a sembrar el terror y el horror por pura diversion, la tuya"

LA PRÓXIMA SEMANA

DOCTOR OCTOPUS

UNA DE PULPO, MARCHANDO

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO