Neil Gaiman, + Q Sandman I: Polvo de Estrellas

No hace falta que os presente a Neil Gaiman, reputado autor de cómics, escritor de una de las mejores series que surgieron en el sello Vértigo: Sandman. Pero aunque la mayoría conozcáis a Neil Gaiman precisamente de esos guiones, éste ha trabajado en muchas otras obras. Neil Gaiman es más que Sandman, y no solo eso, Neil Gaiman es más que comics. Con el paso de los años se ha convertido en un reputado escritor de novelas y eso es, precisamente, lo que será analizado a continuación.

El periplo de Gaiman en el mundo de la literatura ajena al mundo del comic comenzó en los años ’80, cuando se dedicaba a escribir relatos cortos para revistas como Penthouse (para los malpensados: ésta revista en EE.UU. cuenta con relatos de horror, suspense y similares, muchas veces de autores tan importantes como Stephen King). El salto a la novela propiamente dicha lo dio acompañado del reconocido Terry Pratchett, autor de la saga de Mundodisco, ambos escribieron Buenos Presagios, una curiosa novela en la que un joven se encuentra perseguido por unos cazadores de brujas tirando a lamentables, pues, sin saberlo él, es la encarnación del Anticristo. El Fin del Mundo se acerca y los bandos se preparan para la acción, como ya predijo la vidente Agnes la Chalada, pero un grupo de ángeles y demonios harán todo lo posible por evitar que esto suceda y puedan seguir viviendo tan a gusto en la Tierra. El Relato tiene toda la magia que podría esperarse de Neil Gaiman y toda la locura y el cachondeo propio de Terry Pratchett.


Tras esto, Gaiman saltó a escribir sus propias novelas en solitario, y su elección para comenzar fue la adaptación de una serie de televisión que había escrito para la BBC, Neverwhere. En Neverwhere no encontramos con que debajo de Londres hay otro Londres, un Londres paralelo, digamos, de otra dimensión. En cierto momento, una joven de ese otro Londres consigue traspasar las barreras hacia el Londres de arriba, buscando ayuda, y se encontrará con el joven Richard, un hombre aburrido de su vida en esta ciudad que estará dispuesto a cruzar la barrera para salvar la vida de la muchacha. Este relato es una especie de Cuento de Hadas con toques siniestros, con mucha fantasía y aventura, que es lo que caracteriza a los escritos de Neil Gaiman.

Pero si queréis un verdadero cuento de hadas, mágico y onírico como los de toda la vida, Gaiman lo hizo en su siguiente novela, una historia que el afirmó que era “un cuento de hadas para adultos”. Se trata de Stardust, la historia del joven Tristran, habitante del pueblo de Muro, el cual linda con las tierras de Faerie (el mundo de las hadas que ya conoceréis de los cómics de Gaiman), que una noche le promete a una joven buscarle una estrella fugaz a cambio de su amor. Para ello tendrá que introducirse en el prohibido camino a Faerie y vivir un sinfín de aventuras… sin saber lo que le espera al otro lado del camino… y sin saber que alguien más está buscando esa estrella. Stardust es, verdaderamente, un delicioso cuento que nadie debería perderse.



Stardust


Tras sucesivas novelas puramente fantásticas y ancladas dentro de los mundos mágicos de los cuentos de hadas, Neil Gaiman se embarcó en la que es, hasta ahora, su novela más larga: American Gods, la historia de un recluso llamado Sombra que acaba de salir de la cárcel, descubriendo que su mundo ha cambiado, su esposa está muerta y nada parece tener sentido, hasta que conoce a un vagabundo que resulta ser el dios Odín, el cual le acompañará en un oscuro viaje por las profundidades de América, donde se ocultan los viejos dioses. Es éste un libro más oscuro y más realista que los anteriores, con una visión extraña de América, donde los colonos trajeron sus antiguas mitologías y allí cambiaron.

Finalmente, después de su novela más seria, Gaiman se introdujo en el mundo infantil y escribió un libro que podría decirse que es una novela para niños, pero de nuevo con su particular toque siniestro, Coraline. En este relato, la pequeña Coraline vive con sus padres, que no parecen hacerle mucho caso, en una casa recién adquirida donde hay una puerta que parece no poder abrirse. En un momento dado, Coraline consigue abrir la puerta y se encuentra al otro lado con un reflejo de su propia casa, donde viven unos padres que la quieren de verdad y quieren que se quede a su lado, todo parece más bonito al otro lado, pero tal vez no sea tan bueno como parece.



Coraline


Bien, hasta ahora éste ha sido el recorrido de Neil Gaiman en el mundo de la novela. Sigue teniendo futuros proyectos y se ha convertido en un autor reconocido y admirado por figuras como Stephen King o Clive Barker. Si queréis descubrir por qué, tan solo tenéis que leer las obras descritas arriba e introduciros en el mágico mundo de Neil Gaiman.

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO