Títulos mutantes de Marzo.

Ya sabéis, hay spoilers, aunque trato de no meter los más importantes. Se recomienda la lectura de estas reseñas si se ha leído el cómic en cuestión o no se piensa comprar.

- Patrulla-X #108: Continúa los Draco, esta horrible y alargada saga cuyos únicos argumentos interesantes son, precisamente los secundarios. Y es que lo del padre de Kurt y su plan es de un absurdo increíble, un plan que se le ocurre trazar precisamente ahora, que le sale mal y decide invitar a todos en una cena donde se da lugar a unas explicaciones de las cuales solo se salva la del origen de Kurt, que al menos tiene un mínimo de coherencia, con lo de su madastra Margali y el por qué ésta no dijo nada a su hijastro sobre el tema.
Yo lo que veo son unos comportamientos extraordinariamente disparatados, con ese hijo de Azazel (que se llama Kiwi, el tio) que mata a quien sea y eso parece darle igual al padre, que solo le castiga al final, sin que éste replique. Por no hablar de esa irreconocible Mística, que parece despreocupada de todo, ni siquiera está sorprendida, por dios. ¿Y por qué empieza Azazel empieza a contar tantas cosas a todos en lugar de matarlos o hacer algo? Pero es que encima lo del final es... ¿cómo abre Polaris la puerta a la otra dimensión? ¡¡¡Esto no tiene sentido!!! En fin... un aunténtico disparate...
Sin embargo, lo del Juggernaut y sus ganas de ver a Sammy no es tan desastroso, me ha gustado verle enfadado y descontrolado porque el padre del chaval le maltrataba, tal y como le pasaba a él cuando era pequeño. Lo que no me termina de cuadrar es ese Estrella del Norte que no parece saber qué hacer, parece tonto, vamos, como todos los personajes de Austen, prácticamente. Luego está esa Alpha Flight "manganizada" (Byrne debe estar que trina), cuyo extraño Sasquatch se lia a tortas con Juggernaut sin ton ni son, sin sentido, como siempre, sin calentarse la cabeza, hasta ni se preocupan del entorno, como se puede ver en el desenlace. Todos idiotas perdidos, llamar a los Alpha Flight para esto...
Y el último argumento secundario que me faltaba por comentar es ese donde se ve a la mitad de la patrulla, Júbilo, Paige, Carter, Alex y... la cabeza de Bobby Drake (agh) encerrados en una mazmorra. En esa escena, vemos que Bobby, en medio de todo este embrollo, solo piensa en atizar a Alex por quitarle a Annie y Polaris... Y encima Alex decide deshidratarse (vamos, me vas a decir de dónde va a sacar tanta agua para recomponerle...) solo para cantarle las cuarenta...
Philip Tan, sin embargo, está mejor que en el número anterior, aunque tenga un estilo que no es del gusto de todos (de pocos, diría yo, tan efectista y sin tener la anatomía y las expresiones, todas las caras iguales) y no tenga mucha mano con la narración. A pesar de eso, al menos se esfuerza por hacer un trabajo bien repleto de detalles y trabajado, eso sí, todo lo que puede, porque tiene demasiadas carencias.
En definitiva, una sucesión de argumentos absurdos, sin sentido, mal desarrollados y con poco interés. Solo se salvan unos pocos. ¡¡¡Un horror, aléjate del cómic, por dios!!! 3/10




-Lobezno #26: El paso del coyote continúa, con su característica lentitud, por supuesto (malditos tomos...). Sin embargo, estamos delante de una buena historia, si bien el protagonista podría ser perfectamente otro en lugar de Lobezno, al menos es entretenido y encima tiene unas sorpresas bastante interesantes. Es un número donde Lobezno prosigue la búsqueda de Rojas, el culpable de la inmigración ilegal en malas condiciones. Es una búsqueda que se hace entretenida, que tiene su gracia y acaba dejándote con la boca abierta, al descubrir quién es el susodicho Rojas, menuda sorpresa, desde luego. Ah, la detective Lathrop también sigue con su búsqueda personal, ya veremos qué pasa al respecto.
Leandro Fernández se porta muy bien, tiene un estilo muy agradable y su narración es decente. Falla un poco en las expresiones y en según qué sombras, pero no está mal.
Pues eso, correcto y entretenido, con sorpresa al final. Lástima que sepa a poco, si es que esto está hecho para leerlo en tomos, desde luego. 6/10.

-Nuevos Mutantes #1: Pues la verdad es que pillé este número sin ganas, sobre todo al ver el dibujo, que no me llamaba especialmente la atención. Sin embargo, cuan agradable es la premisa, la de contar historias de adolescentes mutantes en la escuela Xavier, aprendiendo y con la posibilidad de pertenecer a los X-men en un futuro (como ha pasado con Bala de Cañón).
El principio de la serie consiste en la presentación de una mutante con serios problemas de convivencia, con un padre que prefiere negar que su hija tiene poderes, obligándola a ocultarlos para evitarse problemas. La hija, cómo es lógico, acaba bastante enfadada y decide desatarlos, aunque eso le cueste caro. Por fin, llega Danielle Moonstar y se la lleva a la escuela, donde aprenderá a utilizar sus poderes y conocerá a otros como ella.
La muchacha antes citada, es la que nos sirve de conductor de la historia, nos conduce a la mansión Xavier para jóvenes talentos y vemos a través de sus ojos lo mucho que ha cambiado, con una Danielle Moonstar (bienvenida sea) sorprendida por este hecho. Es una lectura agradable, que si bien no tiene nada especialmente reseñable, al menos se deja leer y deja buen sabor de boca y no es mal principio, habrá que ver cómo sigue la cosa. Eso sí, se agradece y mucho esto de dos números USA al mes, porque... madre mía, es realmente una historia que se sucede muy lentamente.
Keron Grant es un dibujante del montón, bastante estático y muy limitado en casi todos los aspectos, bastante pasable, aunque tampoco daña la vista, que digamos. Su narración, al menos, es correcta.
Pues eso, una colección interesante y sin pretensiones, que utiliza conceptos que, bien explotados, pueden dar mucho de sí. Veremos cómo sigue. 6/10




- New X-men #108: Aquí tenemos la conclusión de Planeta-X, y creo que no ha sido la obra maestra que todos esperábamos. Ahora vemos que, de repente, todo el plan de Magneto se viene abajo, ya que se queda sin hermandad y sin adeptos, porque se le ha ido la cabeza por completo, por culpa de la droga Coz, que tenía que tomarse para hacer realidad su plan de darle la vuelta al mundo.
Hay cosas muy buenas, como el rescate de Jean a Emma y Hank (genial esa frase de la Reina Blanca, diciendo que esa es Jean presumiendo) y la intervención de Fantomex, rescatando al profesor Xavier. La Hermandad ataca a Magneto también, sobre todo Esme, que es la más rebelde y la más decepcionada de todos. Su muerte es genial, por cierto, con esas maravillosas frases de Emma, diciendo lo especialmente orgullosa que está de ella, será porque le recuerda a ella misma en el pasado, sin duda.
Después vemos cómo Cíclope, Bestia y Lobezno se encargan de Magneto, cada uno a su manera. Las palabras de Xavier son realmente antológicas, diciendo a Erik que es hora de olvidar los viejos sueños para escuchar a los demás. Con la posterior muerte de éste, diciendo que quiere ser inmortal. Fabuloso.
Parece que el número me ha gustado, ¿verdad? Entonces, ¿cuál es el problema? El tema del Fénix...
Tanto que todos esperábamos una vuelta magistral del poder que puede desatar Jean Grey descontrolada y al final resulta que solo es utilizado para salvar a algunos miembos de la patrulla que estaban en peligro (Lobezno, la propia Jean Grey, Emma y Bestia). En resumen, solo es empleado como recurso argumental (aunque impactante, eso sí).
Pero lo peor es que... Es un final muy flojo, la muerte del hombre-X carece de emoción (quizá porque ya conocemos su vuelta en EEUU, muy triste el asunto). Por no hablar del tufo que da la pelea, con Magneto rotando de un personaje a otro cual peonza.
Eso sí, genial ese final, con el huevo en la cara oculta de la Luna, prólogo a la saga siguiente, la última de Morrison.
El dibujo de Jiménez, por otra parte, es muy bueno, aunque se notan un poco las prisas en según qué sitios, no da su 100% desde luego. Aunque, aun sin darlo, sigue siendo un buen trabajo.
Pues eso, no es mal final, pero desilusiona, no cumple con todas las espectativas. Lo importante es, sin duda, la cohesión de todos los números de la saga, se recomienda una lectura seguida para comprender la importancia del argumento principal, que está muy lejos de ser una pelea Magneto VS X-men. En fin, MUY recomendable la saga completa, aunque este número sea el más flojo de todos, por desgracia.
Por cierto, del Unlimited, prefiero no hablar, demasiado anecdótico y olvidable. 7/10

-Xtreme X-men #35: Final de Intifada, donde vemos quién estaba detrás de todo y una resolución más que correcta.
Vamos, que estamos delante de la mejor saga que ha tenido Xtreme desde que empezó la serie, junto a Cisma.
Y es que Claremont ha realizado un buen trabajo utilizando temas e ideas de otros autores (Morrison, por ejemplo), utilizando la evolución de ideas que se han tenido estos últimos años con los mutantes. Por no hablar del excelente uso de los miembros del antiguo grupo Nuevos Mutantes.
En este número, vemos a DaCosta quitándose de encima a Pícara y Sam, que iba a defenderla. Aunque, sin embargo, después recapacita y decide investigar sobre lo ocurrido, pensando que no es normal que le ataquen de ese modo.
Después asistimos a los planes del que está detrás de todo y a la creación de la S-X-E, un equipo de policias mutantes liderado por Tormenta, una nueva idea de Claremont que, me parece, dará de hablar.
Y para acabar, los chavales mutantes vuelven a la carga, y se enfrentan, drogados de Coz hasta las cejas, a Bishop, Sam y Pícara.
Las escenas finales de Amara y DaCosta son escalofriantes, ambos en manos de Empata, que a su vez está obligado por Bogan, ya veremos qué es lo que planea en la siguiente saga.
Kordey está genial, muy expresivo, narra de fábula y hace de todo, no entiendo por qué está tan criticado.
En definitiva, una buena saga, muy interesante, que tiene un final abierto, aún por descubrir. Tengo ganas de más, y hace tiempo que no tenía esa sensación con esta serie, si es que alguna vez la he tenido. 8/10.




-Mística #2: Esta es la mejor serie mutante del mes, sin duda. Y es que Vaughan consigue sorprender y da muestras de ser un excelente guionista, más que competente, capaz de realizar una serie mutante fuera de lo normal y respetando la continuidad, por no hablar de lo bien que caracteriza a los personajes.
En el primer número de este cómic, asistimos al verdadero inicio de esta serie, con Xavier y Forja "convenciendo" a Mística de realizar ciertos trabajitos ilegales. Lo mejor es el argumento de la misión, realmente genial, consiste en desactivar y destruir los centinelas que Cuba ha comprado a Rusia para acabar con los mutantes que hayan en la isla, que son peligrosos para la dictadura de Castro. Un argumento sorprendente, inesperado, muy imaginativo y que da una vuelta de tuerca más al tema mutante, ¡¡¡muy bien hecho, Vaughan!!! También habría que mencionar el uso de una Game Boy Advance como artefacto para desmantelar a los Centinelas, delirante a la par que realista (por si la registran, dudo que caigan en que se trata de lo que realmente es), por no hablar de lo curioso que es ver elementos así en un cómic, sorprende bastante.
Luego está el "paseo" de Mística por Cuba, con su originalísimo agente de campo, más pequeño que el propio Hombre Hormiga y no puede crecer, delirante.
El dibujo de Jorge Lucas es lo único negativo del cómic. Demasiado estático, poco conocimiento de la anatomía y no hay apenas expresividad. Aunque, tampoco es tan malo, porque la narración está bien y tiene sus buenos planos, pero lo dicho, muy escaso. La peor nota se la lleva el colorista, sin duda.
Aun así, el cómic es imaginativo, tiene muchas cosas originales, es interesante, hay temas bastante realistas, caracterizaciones excelentes, respeto por la continuidad pasada y sorprende mucho, mucho. ¡¡A ver si sigue así!! 9/10.

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO