Especial Día del Orgullo Friki: Secret Files/Orígenes Secretos (I)





Ha llegado por fin el Día del Orgullo Friki. Una iniciativa polémica y que ha generado dos corrientes de opinión opuestas (una a favor y otra que se lo toma a cachondeo), pero que, no podemos negar, ha acabado teniendo una repercusión bastante amplia en internet y, por si fuera poco, también ha ampliado horizontes al recibir la atención de los medios generalistas en todos sus ámbitos. Y es que, tal y como se nos informa desde el weblog oficial, El lado oscuro del Señor Buebo (a él les emplazo a todos para que esté al tanto de las actividades que se celebrarán), tanto la radio, como la prensa escrita y televisión se han hecho eco de las actividades de la primera celebración del día del Orgullo Friki. En fin, felicidades a los frikis que están a favor de la iniciativa y, a los otros, ¡¡¡¡¡menos humos y más risas!!!!


Para commerorar el acontecimiento, los componentes de Más que Cómics vamos a hacer una especie de salida del armario y vamos a confesar por culpa de qué cómics nos volvimos unos frikis. Y es que, no nos engañemos, hay que ser friki para tener una bitácora sobre cómics, en los que nos autospoileamos al traducir las noticias USA, en la que debatimos sesudamente sobre los cómics que hemos leído o en la que nos preocupamos de estar al día de los movimientos editoriales a este y al otro lado del charco. Bueno, sin más dilación, comencemos con los dos primeros miembros que nos comentan sus "orígenes secretos".

Neikos:


Mi inicio en los comics fue algo extraño, yo creo que la culpa de todo la tuvo “El Gran Héroe Americano”, yo por aquel entonces rondaba los 5 años y cada vez que terminaba la serie me ponía mi capa (un trapo viejo) e intentaba volar. Después de eso, y tras cambiar de ídolo varias veces (después vendrían Superman, el Zorro y un largo etc.), empecé con los Mortadelos y Zipi y Zapes, pero ésta era una lectura ocasional, no fue hasta que un amigo me enseñó su colección de X-Men que empecé a comprar comics regularmente y, ya que él se hacía X-Men, yo me tiré por los Vengadores, aunque también compraba los Transformers que por aquel entonces me flipaban.


Christian Samanosuke:


Bueno, pues empecé a ser un verdadero friki por culpa del manga, cómo no. Como todo el mundo, lo primero que compré fue hace muchísimos años un número de la colección amarilla de Dragon Ball, pero pasaría el tiempo y no le echaría cuenta a nada más que a las series de televisión de los X-Men, de Spider-Man, y casi todas las series de anime que podía ver. Así, hasta que en una feria del libro encontré unos cómics que me meterían definitivamente en el mundillo: los mangas de Detective Conan y de Rurouni Kenshin.



Así estuve un par de añillos, con mi manga tan tranquilamente, hasta que un día ¡oh Dios mío! Planeta publica un coleccionable de Spider-Man, el hombre araña que tanto me gustaba gracias a la serie pseudoultimate que echaban por la tele. Me lancé, la hice entera y aquí estoy, porque ya no pude parar de comprar americano, hasta llegar a la situación actual, en la que gasto todo el grueso de mi dinero en Spider-Man, X-Men, Runaways, etc.

Muchas han sido los cómics y series que me han marcado como friki, como puedan ser el anime de Jungle wa Itsumo Hale nochi Guu (que ningún friki del manganime debería perderse) o la divertida Genshiken. Por eso estoy hoy aquí, celebrando eso que muchos aún no se atreven a declarar: Mamá, ¡SOY FRIKI! xDD


  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO