INSTINTO BÁSICO 2: ADICCIÓN AL RIESGO.


BABEANDO POR ESTAR DIRIGIENDO A SHARON STONE: Michael Caton-Jones.
DEMOSTRANDO QUE POR DINERO, LO QUE HAGA FALTA: Sharon Stone, David Morrissey, Charlotte Rampling, David Thelwis...
ADORANDO A SAN JERRY GOLDSMITH: John Murphy y John Scott, lidiando con la partitura de la primera entrega.
LAMENTABLEMENTE, EN MI ESCALA HAN: Un 2.
TOCANDO LOS BEMOLES AL ESPECTADOR/A DURANTE...150 minutos, unas 2 horas punzantes seguidas de unos cabreantes 30 minutos.
NO RECOMENDADA PARA-18 AÑOS NI PARA LOS QUE QUIERAN VER CRUCES DE PIERNAS, PARA ESO VEAN LA PRIMERA.
SUSPENSE QUE NI TE ATRAPA, NI TE EMBELESA, NI...




Vaale, que no debo de estar molesto o jodido por ver una secuela de algo que calentaba hasta un iceberg, pero el tiempo no pasa en balde, y 14 años se notan. Demasiado. Para haceros una idea, INSTINTO BÁSICO 2 ADICCIÓN AL RIESGO, se comenzó a gestar...entre Septiembre u Octubre de 1992, o sea, desde que se estrenó INSTINTO BÁSICO. Todo comienza con falsos rumores los cuales decían que Stone y el guionista Joe Eszterhas habían firmado ya contratos para la secuela, o que la secuela narraría las aventuras de Catherine Tramell (el personaje de Stone), interpretada por Ashley Judd, o Demi Moore...En 1995, a finales de año, la productora del film, Carolco (productora no sólo de INSTINTO BÁSICO, sino también del clásico de culto TERMINATOR 2: EL JUICIO FINAL) quebraba por problemas económicos, haciendo que sus máximos dirigentes, Mario Kassar, y Andrew Vajna, crearan una nueva productora, C2 PICTURES, quedándose con los derechos de las pelis anteriormente mencionadas. En Junio del 2000, saltaba la notícia: Sharon Stone había aceptado participar en INSTINTO BÁSICO 2 ADICCIÓN AL RIESGO, aegurándose el cobro de 15 millones de $ tanto si se rueda, como si no, y que el director sería, agarraos, David Cronenberg, tras el rechazo de Verhoeven de repetir. Sharon fué lista incluyendo esa cláusula de cobro tanto si se rueda como si no, porque ya en 2001 se dijo que INSTINTO BÁSICO 2, estaría"definitivamente cancelada", pero hubo un problema: la productora no pagó el salario a la Stone, y Sharon llevó a la productora a juicio. Por aquel entonces, el guión que había estaba escrito por Leora Barish (una de las guionistas de BUSCANDO A SUSAN DESEPERADAMENTE...)y Henry Bean, titulado RISK ADDICTION. Tras 3 años de juicio, Stone ganó la batalla, pero obligando a la productora no sólo al pago del salario, sino a la realización del filme. Tras el abandono de Cronenberg, directores como Jan De Bont, o John McTiernan dijeron nones al proyecto, para al final, caer en manos de Michael Caton-Jones, famoso por films como CHACAL (ese remake del film de Fred Zimmerman...). Otro de los problemas era encontrar el actor principal para dar réplica a Stone: se tanteó a Kurt Russell, Robert Downey Jr., Bruce Greenwood, Vincent Perez, y Pierce Brosnan. Todos rechazaron el papel del Dr. Michael Glass, que al final interpretó el semidesconocido David Morrissey, tras ejercer Sharon su dercho de veto, quitando de enmedio a Benjamin Bratt, ex novio de Julia Roberts, que trabajó con Sharon en CATWOMAN (tremendo destrozo de personaje/franquícia...).
INSTINTO BÁSICO 2 ADICCIÓN AL RIESGO ha costado unos 70 millones $, recaudando sólamente en USA...unos 30. La pregunta del millón es...¿Ya no produce morbo el personaje de Catherine Tramell? Pues parece ser que no, y si encima la ponemos en una historia que parece mera copia de la anterior...pues apaga y vamomós.
La peli comienza de manera fuertecita, nada menos que sexo en un coche a toda velocidad por las calles de Londres (un coche que por cierto, fue diseñado para el film, un Spyker C8 Laviolette), conducido por Catherine Tramell, una Sharon Stone ya madurita, que aprovechándose que tiene la sartén por el mango en la producción, hace que su personaje sea superstar, o sea, que aparece en casi todos los planos, y siempre según sus exigencias (ya sabéis lo de los desnudos y demás gracias a la filtración que hice de su contrato, en mi sección ENTRE BASTIDORES CON EL TÍO HAN hará unas semanas...), y teniendo al lado medio drogado, a un futbolista inglés con su mano en el chichi de Tramell (Dice Sharon que Stan Collymore se portó como un profesional en la escena...). A toda velocidad en un trazado que se nota despejado para el film, el coche se sale de la calle para parar...al Támesis. Tramell se libra de morir ahogada, no así el futbolista, lo cual provoca que Tramell salga del anonimato, recordándose de pasada los sucesos de San Francisco (y por ende, la primera entrega), propiciando que un tribunal la juzgue por homicidio involuntario, entre otras cosas, porque, oh casualidad, el accidente sucede en parecidas causas, a uno de una de sus novelas. Como Catherine sale absuelta, el detective Roy Washburn (un David Thelwis que da la imagen de duro, corrupto y broncas, siendo un personaje inquietante durante la trama, pero tranquilos, Sharon no se lo folla...) pide a un psicólogo criminal, afectado por un caso de un criminal al que trataba, que hizo que se divorciara de su mujer, un tal Michael Glass (llamado asi en homenaje a Michael Douglas, prota de la primera entrega, y conocedor de la adicción al sexo tras rodarla...), interpretado por un David Morrissey con cara de pardillo, al que sólo le falta un lacito y una notita que diga:"soy un psicólogo con problemas personales y quiero que una escritora bisexual, ninfómana, y con pinta de pendón fatal me joda aún más", que al ver a Catherine, e investigando sobre ella, va cayendo poco a poco en sus manos, al mismo tiempo que una serie de crímenes relacionados con personas de su entorno se van cometiendo. Desoyendo los consejos de una amiga y colega suya, Milena (una espléndida Charlotte Rampling que demuestra ser una de las mejores actrices del momento, pese a contar con poca presencia en éste film, cada gesto o mirada transmite más que las de otros actores. Lejos quedan los tiempos de PORTERO DE NOCHE, o aquel film que hizo con el director de EL IMPERIO DE LOS SENTIDOS, donde se dice, se comenta, se rumorea, que Charlotte llegó a practicar sexo...con un gorila), el Dr. Glass se convierte en el nuevo amante de Tramell...e inspirador de su nueva novela.
El film da la impresión de ser una versión floja o"Light"de su antecesora, notándose que los guionistas no tienen la mala hostia o vena cabrona de Joe Eszterhas (o eso, o es que la ola de corrección política ha llegado a secuelas de films calentones...), un film que pese a jugar con la intriga, da la sensación de haberlo visto ya, viendo como el pringao las pasa putas mientras Tramell se convierte en la reina del lugar, con sus frases, sus gestos, sus provocaciones...sus escarceos lésbicos, que vistos una vez, vistos mil veces...sus desnudos, la escenita del picahielos...en fin, que te aburres cosa mala.
Otra de las cosas que me han llamado la atención es la necesidad de los publicistas de llamar la atención...como sea. Conscientes de que muchos chavales no saben que era INSTINTO BÁSICO, una de las campañas indirectas de promoción, fue pasar por la red un montaje de las escenas tórridas del film, uséase, un trailer no oficial. Pero ni eso ha servido para amortizar una secuela, que no ha recaudado ni la mitad de lo que costó, haciendo bueno el dicho aquel de que"Segundas partes nunca fueron buenas". Lo terrible, es que ya está la Sharon Stone pensando en la tercera entrega, y en lugar de protagonizarla...¡Dirigirla! Ojo, yo no pongo peros a que Sharon Stone dirija, pero ya puede encontrar productores que tengan fé en ella y en su labor, porque tras el "éxito" de éste petardazo...
Se supone que éste film ya no se estrena en las carteleras, y pese a lo petardo, aguantó un mes en cartel. Se estrenó en 200 salas, y en su primer finde recaudo 495 €, tal y como lo leéis, 495 €. Cualquier peli española no hubiera aguantado un mes con una recaudación como la del film reseñado, y ésta, sí, consecuencia de la extorsión y chantaje que las mayors imponen a los cines.

Supuestamente, debo recomendar éste petardo caducado a alguien, y la verdad, como no se lo recomiende a maduritos/as que busquen nuevos placeres sexuales, a parejas que les apetezca conducir al límite (sobre todo ellas, teniendo las manos al volante, y una mano del novio/a en el coño...de todas maneras, no se si quitan puntos por eso...)o a aspirantes a escritores/as que de repente digan: pos mira, si hago como la Stone, a lo mejor salgo en tele y todo hablando de mis libros.

LA SIGUIENTE EN PASAR POR MI TECLADO DIABÓLICO SERA...

EL CÓDIGO DA VINCI

MENUDO CRISTO SE HA MONTADO CON LA ADAPTACIÓN DE LOS COJONES.


  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO