Los malos y los pobres fuman más en las películas

Si alguien intenta hacer que fumar parezca glamuroso, desde luego no es en las películas, dijeron el lunes unos estudiosos estadounidenses. Su análisis de más de 400 grandes éxitos en la pantalla grande mostró que los villanos fuman más que los héroes y que los pobres encienden un cigarrillo con más frecuencia que los ricos.

"La mayoría de los investigadores han concluido que fumar se muestra como glamuroso y positivo, pero nuestro estudio muestra que la verdad es justo lo contrario", dijo el doctor Karan Omidvari, del centro médico de St.Michael, en Newark, Nueva Jersey, que ha dirigido el estudio. "Además, otros estudios anteriores concluyeron de manera subjetiva que las películas intentan influir a distintos grupos de las minorías para que fumen. También hemos contradicho esos resultados".

Omidvari y sus colegas estudiaron los personajes principales en éxitos cinematográficos posteriores a 1990 que retrataban la sociedad estadounidense actual. Entre ellos estaban "Armageddon", "Algo pasa con Mary" y "Jerry Maguire". El resultado es que el 35,7 por ciento de los antagonistas fumaban, comparado con el 20,6 por ciento de los protagonistas. Y casi la mitad de los fumadores de la pantalla grande eran de las clases socioeconómicas más bajas, comparado con el 22,9 por ciento de clase media y el 10,5 por ciento de clase alta, indicaron en un estudio publicado en la edición de agosto de la publicación Chest.

En conjunto, el porcentaje de personajes que fumaban es similar al que se produce en la vida real, con alrededor del 23 por ciento, dijo el estudio. Los hombres fumaban más que las mujeres, y los blancos más que las minorías - de nuevo un retrato ajustado del comportamiento fumador en Estados Unidos.

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO