Reseñas AGOSTO presents: Daredevil #64

Título: El Rey de la Cocina del Infierno (Parte 4 de 5)
Guionista: Brian Michael Bendis.
Dibujo: Alex Maleev.

Ha llegado el momento. Matt sólo no podía salir del atolladero en el que estaba metido, no tenía la suficiente fuerza, no tenía los suficientes medios, necesitaba ayuda o se acabaría consumiendo.
Por suerte, cuenta con los mejores amigos que cualquiera pudiera tener.

Esta es una muestra del buen uso de secundarios, todos tienen un papel destacado en la trama y son verdaderamente importantes para la historia, de hecho son los que motivan la vuelta del mismísimo Daredevil. Además, están muy bien tratados, de Urich ya he hablado antes en anteriores reseñas de la colección, pero hacía tiempo que no veía un Foggy tan bien resuelto, que no se enfada con Matt, sino que le ayuda a salir adelante sin recriminarle ni echarle nada en cara. Es el amigo de Murdock por excelencia y no duda en echarle una mano cuando debe hacerse.

Por otro lado, tenemos una serie de conversaciones en este número, pasa una serie de cosas coherentes con la peligrosa situación en la que viven los personajes y se avanza bastante, acercándonos al final del problema de los yakuza. De todas las conversaciones me quedo, sin dudarlo, con la de Foggy y Matt por el móvil, hay un gag que parece sacado de la última frase que suelta Daredevil en la miniserie del Hombre sin Miedo, la de Miller y John Romita Jr. Esa frase es: "El disfraz no es mala idea. Lo he cosido yo. Sólo Dios sabe qué pinta tiene". Aparte de que se burla de cierta indumentaria con la que el personaje comenzó, claro está.
Otra conversación que se hacía de esperar es aquella que mantienen Jessica Jones y Matt, Bendis no olvida la relación de ambos en la colección de Alias y aquí podemos ver lo mal que le sentó a Jones los secretos del abogado que se dedicaba a proteger.
Aparte, uno de los secundarios se viene abajo y parece que otro personaje ocupará su lugar.

Y nada más que añadir salvo el esperado regreso del superhéroe, que va demasiado bien acompañado para la labor, resulta curioso que no vaya solo como hacía antes, ¿tiene miedo el hombre sin miedo? Je. Ah, y todo esto sin olvidarme del impagable final, un cliffhanger que da de pensar.

¿Qué decir de Maleev? Como siempre, perfecto para la colección, no falla nunca y las caracterizaciones son excelentes, así como ese tono tan oscuro y repleto de sombras, idoneo para la serie. Yo ya no puedo imaginar a otro dibujante y encima éste mejora, pues tiene un tratamiento de sombras muy bueno, que antes no tenía, quien revise los números anteriores verá que la evolución es más que notable. Que siga así, hasta su versión de cierto personaje arácnido me ha sorprendido.

Es una de las mejores colecciones que hay en la actualidad, altamente recomendable, engancha como pocas. 9/10.

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO