Tiempos dificiles

Así se llama el último trabajo de Steve Gerber (Howard El Pato) para DC y, también, eso debe estar pensando que es el momento actual en las oficinas de la editorial para promocionarlo. Entre tanto crossover infinito, los editores del sello de Time/Warner han decidido dar marchar atrás al recopilatorio que recogería la segunda mitad de la primera serie de Hard Time y cuya fecha de salida estaba programada, supuestamente, para coincidir con el número uno de la segunda "temporada". Suele ser una técnica promocional de la compañía acompañar el reinicio de una serie o la vuelta después de un tiempo sin salir con algún recopilatorio que presente números antiguos de la serie. En este caso, la ocasión venía que ni pintada, puesto que ya estaban recopilados los 6 primeros números y sólo faltaban los 6 últimos por sacar en este formato. Ahora queda la duda de para qué momento lo dejarán.

No obstante, el veterano escritor ve una luz de esperanza al haber sido informado de que se anunciará la salida del proyecto en la página publicitaria DC In Demand de los tebeos de DC con fecha en portada de Octubre y Diciembre (estos últimos con fecha de salida en Octubre, en el que saldrá el numero uno de Hard Time Season 2 anunciado en Previews). La página In Demand es una sección que aparece en todos los comics de DC, reservada para anunciar y adelantar proyectos de la editorial, dando especial énfasis al universo superheroico. De ahí que Gerber se alegre de que los editores hayan encontrado un hueco para Hard Time, siendo la temática de ésta tan alejada del mundo de la capa y el leotardo. Incluso, informa en su blog, le han pedido una frase promocional para la serie. Él ha sugerido ésta: "Has experimentado un año de cambios en el universo DC. Experimenta ahora un tebeo que te cambiará" Chúpense esa, señores, que no tiene abuela el amigo.

Sobre Hard Time: Ethan Harrow es un chaval de 15 años que participa, pensando que era una broma, en una especie de Columbine en su instituto. Por esto, es condenado a 50 años de cárcel. Al tiempo, unos extraños poderes, una especie de genio cuya lámpara sería el cuerpo de Ethan, comienzan a manifestarse y sólo parecen responder a los deseos inconscientes del chico sin tener este ningún control sobre ellos. Sobre este punto de partida, Steve Gerber a la máquina de escribir y Brian Hurtt en el apartado gráfico nos cuentan una intenso y emocionante relato penitenciario con todo tipo de fauna. Matones, "novias", fanáticos religiosos, presos veteranos y en medio de todos ellos, Ethan intentando sobrevivir.

Gerber hace una labor increíble desarrollando y dando carne y sangre a unos personajes que podrían quedar en un estereotipo, pero gracias a su talento se vuelven humanos y se hacen sentir sus luces y sus sombras. A parte de la caracterización, Gerber también lleva a cabo los argumentos con soltura y se nota que tiene bastantes ideas para el futuro dejando siempre pequeños apuntes sobres los personajes y sobre los acontecimientos que vendrán. Por otro lado, Hurtt es un dibujante con un estilo claro y de línea gruesa, con una narrativa clásica y sencilla, y un buen ojo para la distribución dentro de la viñeta y de la página. Quizá le falte un poco de expresividad a sus dibujos, pero es un gran narrador y la combinación con Gerber comunica todos los estados de ánimo por los que pasan los personajes de la serie.

Como curiosidad, esta serie salió dentro del sello DC Focus y fue la única superviviente de las 4 series que la conformaban. Dicho sello intentó caracterizarse por narrar historias con poderes dentro de una realidad más cercana a la nuestra que la del Universo DC.

En conclusión, una serie estupenda que, espero, algún día se anime a publicar por estas tierras Planeta, actual propietaria de sus derechos. Seguro que no os arrepentís de la compra. Una lectura muy recomendable.

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO