Reseñas AGOSTO presents: X-men #113

Título: El Día del Átomo (Partes 1 y 2 de 4)
Guionista: Chuck Austen.
Dibujo: Salvador Larroca.

Inicio del Reload. Obviemos el hecho de que Panini ha sacado este cómic demasiado pronto, dejando a los lectores despistados con muchas preguntas sin responder, tales como que Pícara y Gambito vuelven a tener poderes, su fulgurante regreso a la mansión junto a otros miembros de X-treme, el regreso de los trajes de superhéroes y la rapidísima reconstrucción de la escuela, así de golpe. Todas estas incógnitas resueltas en los números de X-Treme X-men y Patrulla-X del mes que viene, sin olvidar el primer número de Astonishing.

Este es un número de presentación, donde se da un paseo por la escuela para comprobar que volvemos a las raíces con la reconstrucción. De hecho, Ororo vuelve a vivir en un invernadero repleto de plantas, reaparece la olvidada Sala del peligro, una Cerebra (se mantiene este nombre) clavadita al Cerebro de la película de X-men, etc.
Aún así, con cambios, Scott es quien dirige la escuela en la ausencia de Xavier, Emma se encarga del rastreo con Cerebra y los hombres-X se han dividido en varios grupos para ser más aprovechables (y como excusa para tenerlos en las tres colecciones, claro está). De hecho, el grupo liderado por Álex Summers, es uno de los más problematicos (el que le ha tocado a Austen, por otra parte) y este personaje es quien se encarga de mostrar la escuela a un despistado y desanimado Joshua Guthrie, que tiene que soportar la discusión que tiene el líder con el Hombre de Hielo.

Podemos decir muchas cosas sobre Austen y su nefasta caracterización de personajes: esa Annie tan salida que siempre está buscando un revolcón, ese Rondador que ha perdido toda la gracia de antaño, ese Ángel que parece un adolescente sin tener nada claro, ese Estrella del Norte cuyo orgullo ha desaparecido y solo sirve para mostrar a un personaje gay... Pero ha dado un carácter al Hombre de Hielo que habrá que aceptar, puesto que es con el que se ha quedado y es tan apto como cualquier otro. Aparte, no queda tan incoherente, viendo por todo lo que está pasando y su pasado.

En definitiva, es un correcto número de presentación que hasta queda simpático en algunos momentos, como todo ese rollo del boletín de la escuela y el que Cíclope meta a Lobezno en todos los grupos. Una buena crítica del guionista hacia la explotación del personaje.

El segundo número de este cómic gira sobre el descubrimiento de Xorn en China, que ha absorvido cual agujero negro todo un pueblo con sus habitantes. La Patrulla va allí a buscarlo y al guionista se le ocurre que es el mejor momento y la excusa perfecta para mostrar a un grupo de guerreros con poderes que se enfrentan a los X-men sin sentido alguno, sin preguntar ni nada. Total, ¿qué más da? Tienen los huesos entumecidos y necesitan deporte, a pelear pues.
Aún así, la pelea se hace bastante entretenida y ocurren cosas reseñables como cierto accidente que sufre Remy Lebeau. Aparte, el número acaba con un buen cliffanger, dejando con ganas para el siguiente, a ver qué pasa.

Comentar que, aunque se supone que Xorn ha sido siempre Magneto según los cómics de Morrison, no es mala idea recuperarlo de este modo. Pues hay un cabo suelto en Nuevos X-men, que es aquel número que se concentran en este personaje, tanto que está narrado en primera persona por él y llegamos a saber cosas de su pasado, sentimientos que había olvidado y demás. ¿Dónde queda eso y cómo puede ser Magneto quien hablaba? Queda bastante cojo, la verdad.
Yo opino que, si lo hacen bien y explican que lo que hizo el amo del magnetismo fue sustituirle durante algún momento de la revuelta (por ejemplo), no sería mala idea y además arreglaría ciertos argumentos, tales como la resurrección de un pájaro en un templo budista y la manera en que debilita a uno de los guardianes de Lilandra gracias a la estrella que tiene en la cabeza. Porque, hay que admitir, que Morrison realizó esto sobre la marcha.
Ahora queda ver si Austen da una buena explicación del tema en los siguientes números, eso sí.

Para acabar, añadir que hay unas subtramas preparándose para futuros argumentos, como cierto árbol parlante de la mansión, al que habrá que mostrar cierta atención.

Larroca, por su parte, está pletórico, realmente genial. Se ve que la vuelta a las mallas superheróicas le ha sentado muy, pero que muy bien. Se le ve como más animado y ha mejorado mucho las expresiones, así como que ha ganado en espectacularidad y dinamismo. Ya no narra estrepitosamente y muestra cosas más que correctas. Su punto fuerte son los fondos, sin duda, tan elaborados que maravillan, solo hay que ver la Mansión que nos muestra a todo nivel de detalle (hasta se molesta en poner todos los ladrillos, menudo curro). Hay algún que otro fallo de perspectiva y ciertas caras extrañas, pero no es nada grave ni importante, nimiedades. El trabajo general es muy bueno, de lo mejor que he visto de este dibujante, que está a años luz de lo que hizo en Xtreme. ¿Será el entintado? No cabe duda, está mejor así que en lápiz con Liquid. Eso sí, el coloreado de Udon tampoco es muy bueno, que digamos, porque parece que siempre haya una luz directa por algún sitio y ni siquiera las sombras se corresponden. De todas maneras, da ambiente.

Pues eso, un buen número de presentación y un entretenido número de acción. Se ha eliminado del New de la portada y volvemos a los X-men de siempre, más aventureros y con el spándex. No es un mal cambio y apunta buenas maneras. A prestar atención. 6/10.

Nota: Sin duda, a muchos la puntuación puede parecer muy baja, pero el motivo no es otro que, al dia de hoy, busco ser aún más severo y puntuar mucho más bajo. La razón es por dar más sentido a una nota tan redonda como el sobresaliente y el merecido 10 a las obras maestras. Si es un aprobado, es que considero bueno el cómic, sobre todo si es un 6, que significa un Bien bastante respetable.

También comentar que prefiero obviar el Unlimited incluido en este número, más que nada porque lo encuentro ineccesario y, además, no merece los 60 céntimos de más que cuesta. Aparte, los autores han confundido a Lobezno con Lobo de DC, apenas hay diferencia entre ellos en ese relato.

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO