Reseñas MAYO presents: Spiderman #38



-Amazing Spiderman #507

Continúa la que parece la traca final del argumento de Ezequiel, el del tótem de la araña y la explicación del poder que posee Peter, más allá de la radiación y la picadura.
Strack sigue teniendo muy buena mano (excelente, diría yo) para tratar a los personajes, sobre todo en las escenas donde se ven cosas del Peter del pasado y la audición de Mary Jane, que quiere ser actriz de teatro, verdaderamente los tiene bien calados.
Pero se asoma, después de tantos meses de números intimistas, una épica sin igual, con el asunto del Guardián, el cual viene a merendarse a Peter y ha tardado bastante más que el resto, léase Morlun y Shathra. Eso sí, aparece de una forma excesiva, con multitud de arañas atacando a Nueva York, lo cual me resulta un tanto... exagerado, pero bueno, se puede perdonar, cosas peores han salido en los cómics y no vamos a ser tiquismiquis.

A partir de ahora, quien no haya leído el cómic que se abstenga, pues para hablar de él es necesario soltar los spoilers que posee, y hay uno muy gordo que dará muchísimo de hablar.

Y es que Ezequiel ha resultado ser un traidor, se trata de un hombre que anhela el poder de la araña que se puede obtener en un templo dedicado al tótem. Pero para quedarse con ello, necesitaría eliminar al elegido (Spiderman) y a la competencia (imagino que Shathra, Morlun y el Guardián). Por ello, ha estado ayudando a Peter, para eliminarlos a todos y, finalmente, eliminar a éste. Solo así podrá quedarse el poder y sobrevivir.
Bueno... con este argumento, que si bien es sorprendente, se cierra todo un ciclo y se explican muchas cosas. Solo que... demasiado trillado, volvemos al tema del traidor por sorpresa (Xorn también ha seguido esa tradición hace poco) y con el tema de un “elegido”, y es que pensar en Peter como eso, un elegido, resulta bastante molesto, teniendo en cuenta la cantidad de veces que ha sido empleado ese argumento para explicar algo.
Pues eso, o lo tomas o lo odias, es algo a juicio de cada uno y veremos cómo acaba la cosa, pues dudo mucho que Ezequiel acabe con Peter así como así, de hecho, creo que ha acabado encariñándose con el chaval, y me da que es algo que no imaginaba que fuera a pasar. No me termina de convencer el argumento, pero si se desarrolla como es debido en los siguientes números (que es costumbre de Strack, la verdad) podría estar muy, pero que muy bien. Le daré un voto de confianza.

En cuanto al dibujo de John Romita Jr, pues como siempre, es excelente, perfecto. Sabe narrar como solo los grandes maestros pueden y es capaz de dibujar cualquier cosa que el guión le pida (tiene narices la escena de las arañas en New York, caray). Lo dicho, es perfecto en su estilo, no podría pedir más.

Pues bien, un número de revelaciones impresionantes, con mucha épica y que mantiene con cierto interés. Veremos cómo sigue, espero que no defraude. 8/10



-Spectacular Spiderman #12

Prosigue la saga del Lagarto, la cual para entender muchas de las cosas que acontecen en ella, es muy necesaria la miniserie que Rucka realizó hace tiempo con el personaje. Vaya una molestia la no publicación de ésta, a ver si Panini se anima y la publica, para así tapar agujeros.
Y... poco más, de verdad, Jenkins está realizando una saga que no está bien ni mal, simplemente muy aburrida... Si es que carece de interés, lo pierdes de inmediato por lo extraño que resulta eso de que Conners sepa quién es Spiderman y la manera con la que habla con Peter. Por no hablar de lo increíble que resulta el hecho de que Jameson y Robbie no sean capaces de reconocer a Curt en los videos de las cámaras de vigilancia.
Y luego está eso de que Conners sea un mentiroso y esté engañando al trepamuros para tenerlo a sus manos. Ya veremos si es el lagarto quien controla al humano o bien es el humano quien controla al lagarto y quiere tomar partido de la situación.
En fin, no está mal pero es un argumento demasiado simplón, sin apenas interés y que se entendería mucho mejor con la lectura de la miniserie de Rucka.

Daimon Scott es un dibujante con un estilo muy propio y bastante dinámico. Puede gustar o no, pero su versión de Spiderman se me antoja bastante competente. Lo curioso es el hecho de que suele cambiarles mucho la cara a los personajes de viñeta a viñeta, una cosa un poco molesta si te fijas, pero no es nada serio. Pues eso, te puede gustar o no, pero tampoco está mal, yo prefiero mucho más a Ramos.

Sigue la saga sin demasiado interés y espero que el siguiente número sea el último u ocurra algo interesante, que si se alarga más... 6/10



-Dr. Octopus Negative Exposure #5

Acaba por fin la miniserie.
Debo decir que su mayor interés es el tratamiento que se realiza con el bueno de Octavius, uno de los mejores que haya visto nunca, es inteligente, culto, manipulador, despiadado y calculador. Vaughan ha demostrado tener muy buena mano a la hora de tratar con el villano.
Aparte de eso, estamos ante un desenlace correcto, donde Spiderman lucha contra Octopus en muy mal estado y solo consigue ganarle con la ayuda de Jeffrey, el cual obtiene, por fin, lo que quiere, su foto a primera plana, pero no como imaginaba, entendiendo por qué siempre se quedan con las fotos de Peter.
Después de eso, es encerrado en una celda por ayudar al villano, siendo rechazado por su novia.

Para ser una miniserie que simplemente quiere explotar el filón de la secuela de Spiderman, no está nada mal, cumple su cometido con buena nota, se deja leer, tiene caracterizaciones y personajes interesantes... En definitiva, Vaughan realiza un trabajo bastante correcto que, si bien no es nada del otro mundo, tiene sus buenos momentos.
El problema es que no dejará huella, y esto es por ser una miniserie atemporal y completamente anecdótica, habría funcionado mucho mejor de haber sido ubicada en la continuidad actual, y tampoco, pues lo de la fotografía carecería de sentido, ya que Peter actualmente ya no trabaja en el Bugle y menos como fotógrafo.
Y es que, además, ni siquiera funciona como historia del pasado, porque no está situada en ninguna etapa en concreto y confunde mucho el aspecto moderno de Octopus. Mala decisión la de hacerla demasiado... elseworlds, por decirlo de alguna manera.

Staz Johnson realiza un buen trabajo, pero es un dibujante del montón que tiene más virtudes que defectos, pero, sin embargo, no tiene nada que le haga destacar salvo su buena mano con la narración y ciertos detalles. Lo peor de él es la extraña manera que tiene de realizar expresiones, o salen demasiado forzadas o salen poco naturales, a veces les sale muy extrañas. Aún así, hace un buen trabajo, dudo que decepcione, si bien tampoco deslumbrará.

Una miniserie correcta, la cual habría quedado mucho mejor ubicada en algún momento de la continuidad y sacada en tomo, para agilizar la lectura, ya que mes a mes puede hacerse un poco pesada. 7/10

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO