Mal De Altura: John Constantine

John Constantine es el personaje insignia del sello editorial Vertigo. Su primera aparición fue en la colección “Swamp Thing” en el año 1985 y se hizo un secundario de la serie, “como consejero sobrenatural” del protagonista, de la mano del famoso autor británico Alan Moore. El número en cuestión es el 37, pero hay quien considera que es el 25 dado que salio de refilón.

Pasados tres años, el personaje contó con una colección propia “Hellblazer” de la mano de otro británico en este caso Jaime Delano (sugerido por el propio Moore) al que seguirán autores de la talla de Grant Morrison, Neil Gaiman, Garth Ennis, Paul Jenkins, Brian Azzarello o Mike Carey. Además ha aparecido en otras series como “The Sandman”, “Los libros de la magia”, etc.
John Constantine es un personaje muy especial por diversos motivos, en primer lugar es un personaje ingles en un mundo americano, es un mago callejero, es al mismo tiempo un héroe y un antihéroe y además es uno de los personajes más cabrones del comic americano.

Es un mago que habita en Londres, y a su manera ama y odia al mismo tiempo la ciudad, pero cuando le lees compruebas que John Constantine es Londres y que Londres es John Constantine, es como una relación simbiótica. Aunque tiene muy mala fama tiene personas que están siempre con el como Chaz Chandler su chofer y mejor amigo (a la manera de John).

Constantine se sorprende a si mismo y a la gente que tiene alrededor en cada situación y como dije es un cabron pero no actúa de mala fe, es un maestro del engaño y lo utiliza cuando le conviene y cuando es necesario pero cuando puede ayuda a quien lo requiere.


Todo esto hace de John Constantine uno de los personajes mas complementos que existen, dado que abarca mezcla magia, política, humanidad con cabronadas varias.
En cuanto al nivel grafico John fue concebido por Alan Moore como que debía ser igual al cantante británico Sting, dada su afición por el grupo “The Police” que este lidera.
Hace un par de año, se estreno una película adaptación del personaje, “Constantine” que aunque no estuvo del todo mal tiene muchas cosas criticables, para empezar que transcurriese e
n Los Angeles y no en Londres y que John fuese estadounidense. Ademas de entre otros detalles que el actor elegido haya sido el nefasto Keanu Reeves.

En un par de semanas empezare a hacer entregas periódicas de Hellblazer hablando de las etapas que ha tenido con los diferentes escritores, la primera será:
Hellblazer de Neil Gaiman (ya lo se…fue un solo numero, pero menudo numero…)


  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO