Minirreseñas. Agosto. Semana 5.

Se acaba agosto. Para algunos, adiós a la playa y hola al trabajo. Para otros, hola a los exámenes. ¡Leamos cómics para olvidar que se acaba el verano!

Mushu ha leído:

Guy Gardner: Daño Colateral
Contiene: Guy Gardner: Collateral Damage
Guión y Dibujo: Howard Chaykin
Planeta DeAgostini, 8,95€.

Sale Guy Gardner. Fin.
Vale, que queréis que me extienda más.
Sale Guy Gardner y dice un montón de tacos. Fin. ¿No?
Vale, que seguís queriendo que os cuente más. Vale.
Sale Guy Gardner dice un montón de tacos y... es que no ocurre nada más. Vale, os explico de qué va pero es una pérdida de tiempo. Resulta que la guerra entre Thanagar (los halcones) y Rann (los de Adam Strange) se ha llevado por medio al planeta Gnort (el chucho patoso de la JLE) y este pide a Guy que sea intermediario neutral en una conversación de paz en su bar, Guerreros (suena ridículo ¿no? Pero es así). Cuando van a empezar la reunión llegan los Tormocks (raza enemiga de los vuldarianos a la cual está ligado Guy) para matarlo. Le rompen el bar y Guy cabreado busca venganza. Fin. Y ahora si que no digo nada más porque no hay nada más.
Del guión no digo nada más pero del dibujo... dios qué horror. Chaykin lo hace con los pies. Usa, no, mejor dicho, abusa de los planos detalle y primeros planos de rostros, todos iguales, y al menos uno por cada página. La tinta es sucia hasta más no poder y el color cuando menos es mediocre. Así que yo os recomiendo que miréis hacia otro lado y os gastéis el dinero en otra cosa.

Yota ha leído:


Patrulla X V.3 20
Contiene: The Unanny X-Men 477 y 478
Guión: Ed Brubaker
Dibujo: Billy Tan y Clayton Henry
Tinta: Mark Morales
48 páginas. 3,25 €

Prosigue la ascensión y caída del Imperio Shiar. Y como deben de querer en Marvel a Ed Brubaker que le permiten manejar a su antojo una de las principales civilizaciones estelares de la Casa de las Ideas y que esta además no participe en la genial y excelente Aniquilación. En este número nos encontramos con dos partes bien diferenciadas. En el primer episodio todo el hilo narrativo se centra en Vulcano (un personaje cojonudo en mi opinión) y en su viaje hacia la capital Shiar para clamar venganza. Y de paso por el camino va aprendiendo algo de su historia. Que tampoco me viene mal a mi la verdad. Es un buen episodio dibujado además por Clayton Henry, autor de un estilo amerimanga muy comedido que al parecer se encargará de los episodios centrados en el tercer hermano Summers.

En el segundo episodio tenemos de vuelta al grupo principal en su misión espacial, con la presencia especial de los Skrulls de Guerra. Menos mal que alguien se acuerda de usarlos además de Claremont porque son unos personajes que pueden dar mucho de si. Lo que más me gusta de esta “encarnación” son Ave de Trueno, en especial en las espectaculares escenas de lucha que dibuja Billy Tan en las que el bueno de Proudstar usas sus cuchillos de Vibranium. Eso y el personaje de Darwin que me parece muy interesante.

Me está gustando mucho esta etapa. Ya echaba de menos a los mutantes en sus correrías espaciales. Si no me falla la memoria desde los tiempos de Alan Davis a finales de siglo no se les había visto en esa situación. Muy recomendable. Bien escrita y Bien dibujada.

IvánN Díaz ha leído:

Aniquilación #4
Contiene: Annihilation #1 al 5
Guión:
Kieth Giffen
Dibujo:
Andrea DiVitto
Tomo Panini. 144 páginas. 9,75 €

Qué final de saga. Las miniseries anteriores han constituido una excelente aproximación al conflicto y una actualización de varios de los personajes principales: Nova, Drax, SuperSkrull, Estela Plateada, Ronan y, cómo no, Annihilus y sus huestes. Si a lo largo de todo el transcurso de los acontecimientos previos hemos sido testigos de la devastación, del sacrificio de héroes, soldados y planetas; del cambio en el status de muchos personajes y de momentos tan dramáticos como la derrota de Galactus, ahora está todo preparado para enfrentarse ¿definitivamente? contra Annihilus. La resistencia está al borde de la extinción. Los Skrulls casi han desaparecido. Ronan debe lograr derrocar a la casa Fiyero si quiere dar a los Kree una oportunidad para sobrevivir. Nova y el ex Starlord coordinan a la resistencia junto a Gamora. Phyla Vell da a Drax la noticia de que Dragón Lunar ha caído en manos de Thanos.

Todo está listo para una guerra total.Momentos sorprendentes: Drax cumpliendo la misión para la que fue creado. Galactus desencadenado. Ronan y la Inteligencia Suprema. Giffen lleva a cabo una gran labor en esta miniserie final. Coordinar una historia tan vasta como ésta debe de ser algo titánico, sobre todo si se quiere dejar con un final redondo o, por lo menos, tan llamativo como el que tiene esta historia. No es de extrañar, por tanto, que, dado el buen hacer del guionista, la historia acabe de forma abierta para explotarla en las continuaciones que se están publicando actualmente en los USA. Aniquilación es una joya que, esperemos, no debería desvirtuarse demasiado.


Lobezno #20
Contiene: Wolverine vol 3 46 y 47
Guión: Marc Guggenheim
Dibujo: Humberto Ramos.
Panini. 48 páginas. 3,25€
Curiosamente, creo que no muchos esperaban demasiado de este Tie-In de la Civil War y, sin embargo, es magnífico. Una saga con acción a raudales, algunas burradas, humor (¡¡¡Logan hace chistes!!!) y una historia que es lógica con la forma de pensar del personaje. Por fin alguien hace una historia decente de Lobezno en la que Lobezno se comporta como realmente es. Millar lo desquició. Daniel Way lo ha llevado por caminos que a saber a dónde le llevan. Lástima que Marc Guggenheim no vaya a durar mucho. Ah, Humberto Ramos dibuja de vicio en esta saga.

Invencible: Auténticos Desconocidos
Contiene: Invincible 9 al 13
Guión: Robert Kirkman.
Dibujo: Cory Walker
Aleta. 138 páginas. X €

Kirkman, Kirkman… ¡¡qué gran escritor eres cuando quieres (olvidémonos de Ultimate X-Men por ahora)!! En los 13 números que he leído de esta serie hasta este tomo ya has conseguido crear un icono moderno. Mark Grayson ya tiene más carisma que personajes que llevan pululando por otros universos más de 20 años. Tiene un trasfondo propio (vale, no muy original, es una mezcla entre Superman, Spiderman y Robin, pero bien hecho), genera interés y la serie avanza con un ritmo trepidante pese a estar en plena época de la descompresión. En este tomo, Omni-Man revela a su hijo la verdadera razón por la que está en La Tierra y el auténtico peligro que su raza representa para el cosmos y esto provoca un enfrentamiento entre padre e hijo y, tras esto, un cambio de status para Invencible, su madre y sus dos mejores amigos. Kirkman dice que este giro argumental estaba planeado desde el principio y, sinceramente, yo me lo creo. Esta serie no es ningún cliché andante. Ahora a comprarme el sexto tomo.

Christian Samanosuke ha leído:

Batman 7, 8 y 9 (801-814 USA)
Guión: David Lapham
Dibujo: Ramón F. Bachs
Planeta; 96 páginas, 5'95 EURO

Si una cosa me está echando hacia atrás a la hora de leer las historias del murciélago en mi intento por darle una oportunidad a sus series regulares antes de la llegada de Dini y Morrison, es el radical alargamiento que se produce en sus argumentos, absolutamente lastrantes del resultado global, pero también de las intrascendentes historias de cada número como tales respecto a la unidad de cada una.

La premisa de Lapham podría ser incluso interesante de condensar sus poco originales ideas o de abandonar su insulsa y repetitiva retórica, para dar lugar a una buena historia. En vez de eso, aburre hasta la extenuación con cada número, que no logra ser salvado ni por Ramón Bachs el que, particularmente, tampoco es que me diga nada con sus dibujos como sus (nuestros) compatriotas Carlos Pacheco y Pasqual Ferry (aunque dicho sea de paso, ningún dibujante de los vistos en las coles de Batman me ha llamado especialmente). Correcto, sin más, por lo que la valoración de esta saga es desalentadora, para hacerme olvidar al murciélago por una temporada teniendo en cuenta lo que viene tras ella (Juegos de Guerra y Crímenes de Guerra, dos bazofias monumentales).




Batman: War Games 1-3
Guión: Ed Brubaker, Bill Willingham, Devin Grayson, Andersen Gabrych, Dylan Horrocks, A.J. Lieberman
Dibujo: Mike Lilly, Sean Phillips, Pete Woods, Paul Gulacy, Al Barrionuevo, Ramón Bachs, Giuseppe Camuncoli, Kinsun, Brad Walker, Jon Proctor, Mike Huddleston
Planeta; 208, 192 y 224 páginas, 12'95 EURO los dos primeros y 13'95 EURO el tercero

La verdad, mis dos últimas incursiones en las colecciones del murciélago (o más bien de la bat-familia) no están resultando tan interesantes como deberían con un personaje de esta fama e importancia, y eso que de ambas había oído hablar bastante bien, como este crossover y el Robin: Desenmascarado de Willingham. Quizá me esté quivocando y debiera probar lejos de series regulares y cuestionables eventos del calado de este Juegos de Guerra. Alguna limitada en el que se explote con mayor acierto uno de los personajes más importantes de la industria del cómic porque, la verdad, cuando una serie que se supone importante no levanta más que bostezos, para acabar leyéndola casi por inercia (y eso que he comido mucha morralla), sin siquiera pararme en nada que no sea el texto de los bocadillos para terminar cada número, es que algo falla. Con ello no quiero decir que Juegos de Guerra sea una mala historia, no; el status del personaje en la ciudad de Gotham cambia por completo, pero se cuenta de una manera tan aburrida y coñazo, que cansa hasta decir basta, y encima nos la alargan de mala manera... ¡¿24 números?! Joderrrrrr...

La trama se centra en una guerra desatada en Gotham, que vuelve la ciudad patas arriba con luchas entre las bandas de la ciudad. A Batman la situación, el desarrollo de los acontecimientos le es familiar... Pero poco tiempo tendrá el murciélago y el resto de la bat-familia para pararse a pensar, ya que la ciudad se vuelve cada vez más loca, hasta el punto de convertirse ellos en el blanco... ¡de la policía!

El guión, la verdad, no está mal del todo, pero como ya decía, alargado sobremanera y tocado por diferentes guionistas... Como que se "empaña", y no luce igual. Además, la verdad es que me empieza a cansar que en cada evento de este tipo tenga que morir siempre alguien, ya que me parece la peor solución posible, a mi entender, un recurso fallido que demuestra la incapacidad de los escritores de la historia, que se ven obligados a recurrir a este tipo de golpes de efecto en cuanto fallan en el global de la historia. Un recurso que APESTA por lo común e irrespetuoso que se ha vuelto, un recurso estúpido más como el decompressive. Y encima es una muerte mal tratada y contada, una pena para con el personaje.

Del dibujo de la saga... Puf... La verdad, Batman está bastante mal en este aspecto. ¡Qué coño! ¡No se salva ninguna colección de la bat-familia! ¡Qué cosa más mala joder! Ni siquiera Sean Phillips cumple, todos los números de este crossover son un despropósito en este aspecto. Una vez leída me he tenido que lavar los ojos con aguarrás, y ni así he sufrido tanto. Malo, malo, malo. Quizá sólo salvaría, ahora que recuerde, y por los pelos, a Barrionuevo. Los demás... Pfffff...

En definitiva, y por si no os habéis dado cuenta aún, una saga bastante mala al ser estirada como un chicle de donde no hay (y si lo hay, no ha sabido tratarse), que sólo se salva por algunas ideas interesantes (lo de organizar las familias mafiosas de Gotham alrededor de un padrino es bastante interesante) y algunos (tan poco muchos) buenos momentos y diálogos, que se pierden en la inmensidad del crossover, por desgracia. Si queréis acercaros al murciélago sin conocerlo demasiado, no empecéis (como yo, tonto de mí) por cosas de este tipo, tan sólo echas para sacar pasta.

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO