Joe Quesada una semana más

Nuevamente, Newsarama y Joe Quesada tienen su conversación semanal. En esta ocasión, no hay demasiadas noticias, así que Joe comienza la entrevista haciendo una reflexión sobre su labor en los últimos tiempos y valorando la situación actual de la compañía. Comenta, como todos sabemos ya, que la editorial estaba pasando por unos momentos muy duros cuando se hizo cargo de su puesto debido a la casi bancarrota de la que estaba saliendo, cosa que ya no se da, pero no hace el trabajo más fácil. En Marvel quieren superarse a sí mismos tanto editorial como creativamente. Por eso no dejan de trabajar continuamente en cada una de las familias de títulos. Cuando terminan de ajustar una, ya hay otra esperando. De ahí que esté muy cómodo trabajando con Dan Buckley, que le permite tener libertad creativa y "sólo" se ocupa de la parte financiera y, aunque ambos tienen que tener en mente la labor de su compañero para complementar la suya, sólo intervienen en el trabajo del otro en casos como función secundaria.
Marvel, el cine, la televisión y el merchandising: Quesada comenta que la editorial funciona como un gran organismo y que todas las divisiones de la editorial (la "creativa", la de cine y la de merchandising) están conectadas y en comunicación directa constantemente, de ahí que cuando una sección cree que una idea puede funcionar en el mercado de los juguetes, en el cine o en la televisión, se lo hace saber a la sección que se encarga de ello. Esto no quiere decir que los proyectos se lleven a cabo pensando en la posible adaptación al cine o a la televisión, primero debe funcionar como cómic para calibrar su paso a otros medios. Pone el caso de la miniserie Howling Commandoes, que le pareció una idea muy interesante y diferente de lo habitual y que, a medida que se ha ido desarrollando, le ha quedado claro que las otras divisiones de la compañía debían tenerla en cuenta. Otro ejemplo son los videojuego (como el de Ultimate Spiderman o Hulk: Destruction), que parten de personajes y situaciones conocidas y cuentan con una gran espectacularidad, pero que no son tan "profundos" argumentalmente como un cómic. Quesada cree que ambos géneros son complementarios.
Marvel y sus polémicas: si el año pasado la gran polémica fue la de Sins Past y Gwen Stacy, este año cierta baja de los Vengadores ha ocupado su lugar. Sin embargo, era algo esperado por Quesada y Bendis, no como la repercusión en los medios de comunicación de la publicación de Araña y Rayo Kid no hace demasiado tiempo.
Nuevos tiempo para antiguos personajes: el mundo de los cómics es, como casi todo, algo cíclico, unas veces, las series pasan por buenos tiempos y, en otros momentos, la cosa es bastante distinta. Eso es lo que ocurre con personajes como Thor o el Caballero Luna, que han pasado por etapas grandiosas pero que también han tenido que lidiar con otras menos brillantes. En relación al Caballero Luna, Quesada se muestra muy complacido con la aparición de Charlie Huston, dice que es exactamente lo que estaban buscando para llevar al personaje hasta donde esperaban. Además, comenta cómo algunas veces se crean corrientes de opinión que, en la realidad, no se reflejan en los datos económicos, como la etapa de Priest en Pantera Negra, en la que no se hablaba de otra cosa y que, luego, todos sabemos lo que ocurrió con ella.
El retorno de los crossovers editoriales: Tras el Disassembled y el House of M y con Decimation y The Other a la vista, comenta Quesada que están siendo muy cuidadosos y que están intentando hacer las historias lo más interesantes posible para que los fans sepan que no se gastan el dinero en vano o por completismo. Quieren intentar evitar en la época de los crossovera anuales entre las series mutantes o la Saga del Clon, pese a que los números y las ventas indiquen que son una buena acción editorial.
Los precios de los cómics: obviamente, no bajarán. Hay que ser realistas, la tendencia, como en casi todos los demás productos del mercado, vamos, es que sigan subiendo.
Los próximos proyectos de Quesada: dice que, al mirar hacia atrás, no ve que haya trabajado nunca con los grandes iconos, con los personajes fetiche de las compañías y los lectores. Le gustaría encargarse de uno siempre y cuando tenga tiempo y un buen guión.
Damon Lindelof: su fichaje a la editorial llega de una forma bastante casual. Es amigo de un amigo de Quesada. Además, es un gran fan de los personajes de la editorial. Quesada quedó sorprendido por el gran entusiasmo del guionista y sus ideas explosivas, que creen que encajarán dentro de lo que buscan los fans. En este sentido, le recuerda a Mark Millar. El motivo por el que se adentre en la línea Ultimate es no tener que preocuparse de la continuidad de los personajes.
Marvel y su competencia: Quesada comenta que es un poco preocupante que sólo haya dos grandes compañías para la compentencia y que, aunque sea beneficioso para Marvel, no es sano para el mercado, sobre todo si ambas compañías monopolizan a los artistas.
Marvel y las nuevas generaciones: Quesada quiere saber qué sienten al leer sus cómics. Por eso Quesada intenta leerlas como si él fuera un novato. No quiere que los lectores novatos se pierdan.

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO