Reseñas AGOSTO presents: Mística #07

-MÍSTICA #13

Título: Nunca más.
Guión: Brian K. Vaughan.
Dibujo: Michael Ryan.

Después del número de descanso del mes pasado, se nos presenta otro autoconclusivo que profundiza en las relaciones de Mística con Shepard y significa la despedida de Vaughan en la serie. La verdad es que este número es todo un resumen de lo que ha ido haciendo en ella, empezando por la aventura, el espionaje, el misterio y el humor que la ha caracterizado todos estos números.

Es una misión simple, la de recuperar un objeto valioso robado por un ladrón y debe recuperarlo. Después Mística descubrirá qué es exactamente lo que quiere el Hombre tranquilo de ella, y no le resulta demasiado agradable.
Como se puede ver, sienta las bases para el siguiente guionista, que tendrá que hacer frente a estos subargumentos y resolverlos antes de irse. Es como ordenar la maleta un poco para que el siguiente viajero lo tenga más fácil sobre la marcha.
Por lo demás, tenemos lo de siempre y de nada sirve repetirse. Una Mística ambigua, muy extraña, que si bien puede carecer de escrúpulos en los momentos límite, también puede mostrarse comprensiva en otros. Como se venía presentando al personaje desde que Vaughan empezó en la serie, vamos. Ahora, podemos ver como Shepard consigue jugar un poco con ella y tiene dominado a Shortpack, el cual no parece tener nada clara su posición.

Por lo demás, podemos ver las señas de identidad del guionista, es decir, una lectura ligera, repleta de detalles geniales (lo del ladrón es bastante inesperado) y repleta de diálogos excelentes.

Michael Ryan también está como siempre, con sus carencias en cuanto a anatomía, expresividad y dinamismo (dios, pero qué estático es) pero detallista como solo él puede ser, realmente se lo curra. En la primera splash-page del cómic podemos ver que hace a todas las chicas iguales y el poco movimiento que ofrece, pues las chicas se supone que deberían estar bailando y sin embargo parecen paradas alrededor de Mística. Aún así, lo dicho, es bastante correcto y dista mucho de ser un dibujante pobre. Tampoco hay que olvidar ese extraño coloreado directo a lápiz que incita al dibujante a crear unas tramas grises que quedan un tanto extrañas. No estoy seguro de que el resultado final me guste, pero disgustar tampoco me disgusta.

Una trama sencilla que ofrece acción y momentos ingeniosos mientras vemos varios subargumentos desarrollándose para futuros números. Todo esto sin olvidar los buenos diálogos. Adios Vaughan, creo que te echaremos de menos. 7,5/10.

-MÍSTICA #14.

Título: Contra natura (Parte 1 de 5)
Guión: Sean McKeever.
Dibujo: Manuel García.
Nuevo guionista en la serie y apunta buenas maneras.
Lo que más sorprende es que si no especifican que hay un nuevo guionista, no te lo crees, porque todos los elementos están ahí y la trama comienza como siempre, con Xavier buscando a Mística para encomendarle una nueva misión donde los aparatos de Forja tendrán su utilidad y donde Shortpack será su acompañante.

Los personajes siguen igual, bien caracterizados, cada cual como es y nada nuevo bajo el sol, una continuidad de órdago. Lo dicho, McKeever respeta todo lo que Vaughan hizo y lo aprovecha. De hecho, este número recuerda mucho al segundo de la edición Panini, cuando la espía metamorfa era informada y se dirigía a su meta con apariencia impredecible.
De todas maneras, la protagonista tiene un poco más de mala leche con este guionista que con el anterior, y además se añaden ciertos matices que llevan a pensar que no es del todo hetero, lo cual queda hasta curioso. Vamos, en resumen: McKeeven ha hecho los deberes y ha aprobado con nota.
Esta vez trata un tema bastante difícil en la misión, como son los experimentos de una empresa farmacéutica llamada Derma Free, que realizan para algunos productos de belleza. Como se puede ver, un tema de rabiosa actualidad, bastante realista, el guionista se atreve a explorar el tema, empleando a los mutantes de por medio como excusa para que la metamorfa tenga un motivo importante para tomarse en serio algo así.
Al final del número, Mística descubre algo que no esperaba y se mete de lleno en una situación bastante peliaguda.
Manuel García hace un trabajo inferior comparado con su trabajo en el número anterior de la edición española. Es un poco más brusco a la hora de hacer caras y éstas salen un poco extrañas, a veces las sombras parecen manchas y no proporcionan el volumen que deberían. La expresividad facial tampoco está tan cuidada y encima el detalle es menor, en definitiva, es como si este número lo hubiese hecho con más prisas. Pero en general es un buen trabajo, Mística gana muchos enteros bajo sus lápices y es mucho más sensual que con Michael Ryan. Además, este dibujante es más dinámico y a la hora de la acción sabe ofrecer buenos enfoques de corte clásico. No está mal, pero esperaba más.

Como podéis ver, la colección sigue como siempre, con buena salud, ofreciendo aventuras de espías con buenos momentos y detalles bastante curiosos. A ver cómo sigue. 7/10.

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO