Mi Impresión sobre... ESPECIAL STARDUST

Esta semana esta sección es especial por el estreno en cines de cierta película, Stardust. Stardust está basada en una obra del gran Neil Gaiman y Charles Veiss, de la cual -y de los cuales- ya han hablado recientemente, así que no me extenderé mucho en ello.


Un servidor estaba totalmente enganchado a Neil Gaiman gracias a Sandman cuando conoció la existencia de esta obra. Esto ya sucedió en una época en que el que esto escribe ya estaba metido en el mundillo de internet y había ampliado su universo de comic. En un foro, un posteador comentó que una de las mejores novelas que había leído de fantasía era Stardust, de Neil Gaiman. Como en esos momentos, estaba -como ya se ha dicho más arriba- enganchado a Gaiman, un servidor decidió interesarse por la novela y leerla. ¿Qué se encontró? Una increíble historia que era, ni más ni menos que un cuento de hadas, pero con un toque para adultos. Era una historia deliciosa.


Pasó el tiempo y llegaron las primeras noticias... Stardust iba a ser adaptada al cine. Sorpresa, una obra como esa iba a ser adaptada ¿a quien se le había ocurrido? Por ahora no se sabía nada más. Sólo que las negociaciones ya estaban hechas. Lo que sintió un servidor es lo normal al ver que van a adaptar una obra que le gustó, que la pueden estropear, y más habiendo visto lo que se ha hecho en ocasiones anteriores. Había que manternerse atento a ver lo que hacían.


Poco después empezaron a llegar más noticias, como el director que se ocuparía de la obra de Neil Gaiman. Este sería Mathew Vaughn, el cual tenía algunas películas bastante buenas, pero ¿podría hacer de Stardust una de sus buenas películas? También escribiría el guión, así que había que estar al tanto de lo que podía salir de sus manos.


Ya teníamos al director y guionista, pero no sabíamos quienes serían los actores que encarnarían a los personajes. Los lectores de la obra de Neil Gaiman, por supuesto, querían actores buenos y que, además, pudieran ser los personajes, que al verlos dijeras "es TAL personaje". Tardaron en sacar a relucir el casting de la película... algunos personajes dejaron boquiabiertos a la mayoría de la gente. Parece que no iba a ser una producción cualquiera, pues tenían a actores como Michelle Pfeiffer o Robert de Niro, por no hablar de pequeñas apariciones de otros grandes actores. Quizás de Stardust fuera a salir una buena película. Sólo faltaba ver cómo trataban la historia.


Las noticias fueron llegando con cuentagotas y los que disfrutaron de la obra y querían saber más, se mordían las uñas. Se mostraron unas cuantas fotos de los actores en el rodaje, fotos de algunas escenas... todas ellas para que los que esperaban la película no sintieran tan dura la espera.
Y, por fin, el trailer. Cuando apareció el trailer hubo impresiones diferentes. Una de ellas fue que pintaba muy pero que muy bien... la otra era que muchas de las escenas que mostraba el trailer no aparecían en la obra original... ¿Cual de las dos impresiones fue más fuerte? Un servidor vio que se habían inventado cosas y, por supuesto, pensó que podían estropearlo, pero había que esperar a verlo en la pantalla.


Con estas impresiones pasó el tiempo y se dio una fecha para el estreno de la película. Ya sabíamos cuando disfrutaríamos de la adaptación a la gran pantalla del cuento de hadas de Neil Gaiman. El día llegó...


¿Qué fue lo que encontramos en el cine? La versión de Mathew Vaughn de la historia que escribiera Neil Gaiman. Es un cuento de hadas, muy bien hecho, con grandes efectos especiales. Era como ver una gran superproducción que te hiciera saltar a la fantasía que contaban. No es exáctamente la historia que contó Neil Gaiman, esta tiene muchos más toques de humor y acción, pero todas esas cosas que se han inventado hacen que la película sea mejor. Así, Stardust ha acabado siendo una gran película, una buena versión del cuendo de Neil Gaiman y una adaptación que no asustará demasiado a los lectores de la obra original.

¿Cómo salimos del cine los lectores de la obra original? Un servidor salió viendo lo anteriormente citado, puede que a otros no les haya gustado los cambios, puede que otros renieguen. Los que no han leído la obra original tendrán otro punto de vista... igual de bueno o malo como los que la leyeron, pero, durante las más de dos horas que dura el film, tanto unos como otros, sentimos que estábamos dentro de un cuento.

Y, ahora sí, continuaremos con esta sección con normalidad.

  ©Layout por Presidente Blog.

TOPO